Los penes curvos

Penes curvos

Los penes curvos no presentan ningún problema especial. Algunos penes tienen una tendencia hacia los lados o hacia arriba. Unos presentan esta inclinación en todo el tronco y a algunos les sucede solamente en el glande. Cualquiera de estas posibilidades es totalmente normal y no toenen que provocar ningún tipo de problema. Es más, en algunos casos, este tipo de curvaturas, uilizadas de una forma apropiada, pueden conseguir la estimulación de lugares de la vagina a las que otros penes sin curvatura no son capaces de llegar. Podemos, peus, concluir que los penes curvos no solo son complemamente normales sino que, además, pueden conllevar alguna ventaja a la hora de enfrentarser al sexo.

Penes curvos
Penes curvos

En realidad, cuando hablamos de une pene curvo, podemos hacerlo de dos situaciones claramente diferenciadas. En el primer caso posible hablamos de la incurvación congénita del pene que es dacilmente detectable desde la juventud. Sin embargo, existe otro tipo de curvatura del pene, conocida como al enfermedad de Peyronie que sí que puede aparecer de forma espontánea en cualqueir momento de la vida de un varón adulto.

La enfermedad de Peyronie es un tipo de pene curvo que sí que puede provocar algunos problemas. El tronco del pene, concretamente sus cuerpos cavernosos, comienzan a desarrolar una pequeña cicatriz. Esa zona llega a perder por completo su elasticidad, lo que la sangre que consigue la erección del pene no alcanza este lugar y se produce que el pene en erección se sdoble hacia la dirección de la cicatriz.

Este tipo de poene curvo provoca un intenso dolor cuando se erecta y, como consecuencia de la enfermedad, se dobla. En ocasiones puede dificultar sobremanera el hecho de mantener relaciones sexuales y, en los casos más extremos, puede llegar a terminar convirtiéndose en impotencia que, casi siempre, vienen acompañada de un buen número de problemas psicológicos asociados a ella.

En realidad, lo que sucede en este caso de penes curvos es que la uretra povoca un importante desequilibrio en la rigidez fálica debido al superior crecimiento de los cuerpos caversnosos del interior del pene respecto al de la propia uretra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.