Búscate uno que te empotre

Búscate uno que te empotre.

Búscate uno que te empotre y que te empotre bien. En realidad, eso es casi lo único que importa. Es un hecho que hay hombres con una capacidad especial para excitar a las mujeres. También es cierto que no necesariamente tienen que ser el físico el motivo pro¡inicial de atracción, aunque, para que nos vamos a engañar, en muchos casos sí que es así. Cuando uno de estos hombres aparece, el efecto que despiertan en las mujeres es realmente desconcertante. Por lo tanto, si eres mujer y encuentras uno de estos a mano, sin lugar a dudas, has de ir a por él. Búscate uno que te empotre y que lo haga bien hecho, del resto ya te ocuparás tú.

Búscate uno que te empotre.
Búscate uno que te empotre.

Y es que este tipo de hombres, los empotradores, cuando aparecen son auténticos diamantes en bruto que conviene saber localizar y pulir hasta exprimibles todo el jugo, dicho de una manera metafórica o no tanto. Este tipo de hombre suelen provocar reacciones efervescentes en las mujeres con solo contemplarlos. En general, cuando aparece uno de estos escasos especímenes, el pensamiento no puede ir a ningún lugar que no pase por que te empotre.

Y es que el sexo es tan importante en la vida de una persona que encontrar a alguien que te provea de sexo de calidad cada vez que sea necesario, traspasando por exceso todos los niveles resulta tremendamente afortunado. Antiguamente, una mujer buscaba, condicionados por la sociedad patriarcal, que se encargase de proporcionar seguridad y de buscar el sustento. Hoy en día, una mujer puede proporcionarse por sí misma la seguridad y el sustento, sin embargo, encontrar a alguien que realmente se exceda previendo sexo de calidad no resulta tan fácil.

No dudes ni un solo momento que lo de empotrar es un arte. Por eso es tan difícil conseguir encontrar que un hombre te empotre con el nivel de calidad adecuado. No es lo mismo mantener sexo a granel que hacerlo de calidad. De hecho el término “empotrar”, precisamente, marca claramente la diferencia entre uno y otro. también es cierto que el que es un buen empotrados lo sabe y sabe de su cotización en el mercado por lo que se suele mostrar tremendamente selectivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *