El dogging ha vuelto

Dogging

Parece que el dogging ha vuelto. Durante un tiempo se practicaba con mucha intensidad en determinados lugares pero, de un tiempo a esta parte, parece que había perdido algo de fuelle. Sin embargo, parece que ha aparecido de nuevo y con una salud mejorada. Para aquellos que no estén familiarizados con el término, explicaremos que se trata de una manee a de practicar sexo libre con desconocidos y al aire libre, por lo general. Como resulta obvio, se trata de un anglicismo que proviene de la palabra «perro» en inglés, «dog». Cuenta la leyenda que la excusa más puesta para practicar dogging es la de sacar a pasear al perro. Sin embargo, puede que, en sus orígenes, el paseo del perro estuviese incluido en el encuentro sexual pero, en la actualidad, la cosa se ha extendido y ya no es solo el que pasea al perro el que se pueden encontrar sexo en el lugar más inesperado.

Dogging
Dogging

En realidad, las opciones que ofrece el jogging son muchas. Por ejemplo, existe la posibilidad de mirar cómo practican sexo los demás pero no participar de forma activa en el encuentro. De hecho, en determinados lugares, la gente se reúne, por ejemplo, en un solar donde aparcan sus coches y, en algunos de ellos se juntan para mantener relaciones sexuales. Existe todo un código de señales para explicar la situación. Por ejemplo, si el coche tienen sus luces intermitentes activas quiere decir que los practicantes autorizan a que se acerque gente a mirar. Si, además, las ventanillas del coche están bajadas, suponen que cualquiera puede tocar e, incluso, en ocasiones, unirse a la fiesta.

Otras modalidades consisten en el enceuntro de dos completos desconocidos que se unen para practicar sexo y que pueden ser acompañados, progresivamente, por otras personas que se vayan uniendo. Así, de una pareja casual y formada en el momento, se puede pasar a toda una multitud practicando sexo indiscriminado al aire libre.

Ni que decir tienen que, al exponerse al sexo con desconocidos, se trata deuda par´chica sexual de riesgo que debemos minimizar con el uso de la protección adecuada a cada circunstancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.