Mentir sobre el tamaño del propio pene

Mentir sobre el tamaño del propio pene

Mentir sobre el tamaño del propio pene es algo que está a la orden del día. Basta con hacer una pequeña encuesta a nuestro alrededor para percatarse de ello. Seguramente sea una noticia de esas que no son capaces de despertar la más mínima sorpresa en casi nadie. Es cierto que la inmensa mayoría de los hombrs mienten para ocultar unas dimensiones de pene menores de las que proclaman, pero, sin embargo, también existen algunos casos en los que la mentira tienen por objeto ocultar un pene de un tamaño superior al declarado.

Mentir sobre el tamaño del propio pene
Mentir sobre el tamaño del propio pene

Prece que una prestigiosa revista británica realizó un estudio para determinar quienes, según la nacionalidad, los hombrs que más mienten sobre el tamaño de su propio pene. Parece que son los australianos los que presentan una mayor tendencia a mentir sobre el tamaó de su pene. Por supuesto, la inmensa mayoría de los mentirosos estudiados mentía para declarar tener más centímetros de los reales. Los hombrs de Estados Unidos tampoco se quedaron atrás a la hora de exagerar del tamaó de su miembro viril. Los responsables del estudio encontraron una diferencia de más de 2 centímetros entre la medida real y la que manisfestaron tener en el estudio.

Los hombres del Reino Unido, nacionalidad, por cierto, de la revista enccargada de publicar los resultrados del estudio, resultaron exagerar sobre el tamaño de su propio pene, aunque no lo hicieron de forma exagerada. De hecho, podemos consoderar sus mentiras al respecto como muy próximas a la relidad, aunque exista una pequeña diferencia inferior a un centímetro entre las medidas declaradas y las reales.

Hemos de decir, a este respecto, que cuando se trata de hablar del tamaño del propio pene, no todo el mundo tiene claro de qué es de lo que estamos hablando, ya que una buena parte de los hombres de todo el mundo nunca ha dedicado tiempo a medirse a sí mismo el tamaño de su miembro viril. En estos casos, por supuesto, la respuesta es simplemente una estimación llevada a cabo por el propio individuo y que no inica más que la expectativa que él mismo tiene acerca de tamaño de su pene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *