Algunas parafilias I

Algunas parafilias

Algunas parafilias sexuales son completamente desconocidas para la mayoría de las personas. Sin embargo, como siempre decimos desde aquí, para gustos los colores. Y en materia sexual, la cosa no cambia. Somos tantas personas en el mundo que es imposible que nos pongamos de acuerdo en algo. De la misma manera, resulta inevitable que algunas minorías aparezcan con cuestiones que no resultan atractivas a la mayoría, pero no por eso vamos a despreciarlas. Cualquier conducta sexual es lícita siempre que cuente con la aprobación de los participantes. Vamos a empezar con algunas parafilias de las menos conocidas.

Algunas parafilias
Algunas parafilias

Sin duda, una de las parafilias menos conocidas es la conocida como absiofilia. Es aquella que hacer sentir un irremediable deseo sexual por las personas cojas. Este tipo de parafilia sexual se puede dar entre personas heterosexuales y entre personas homosexuales. Se puede dar en hombres y en mujeres. No es importante ni el sexo ni la orientación sexual para sentirse atraídos o atraídas sexualmente por las personas que presentan un problema con sus piernas o pies.

En la línea de la anterior, aunque con algunas diferencias significativas, está la parafilia conssistenten en la atracción sexual por las personas especialmente altas. A esta parafilia se le conoce como acrofilia y, de la misma manera que sucede con la parafilia anterior y con algunas parafilias más, se da con igual frecuencia entre personas heterosexuales que entre personas homosexuales, tanto en varones como en mujeres.

Algunas parafilias de las más desconocidas están relacionadas con los miembros sexuales y los cuidados que les practicamos. Así, por ejemplo, existe una denominada acucullofilia que se define por la atracción sexual hacia los penens circuncidados. En el mismo orden de cosas aparece el acomoclitismo, que no es más que la atracción sexual hacia los genitales depilados.

Algunas parafilias pueden llegar a ser realmente surrealistas. De hecho, existe una, deneminada “adiestramiento animal” y que suele ser conocida por sus siglas en inglés “AT”, que consiste en la atracción sexual que implica la práctica del coito simulando ser animales. Sentirse como anténticos animales, en la forma más amplia de la expresión, es el úlitmo objetivo de este tipo de juego que, por otro lado, puede hacer que la imaginación sexual de cada cual se dispare hasta límites insospechados a priori.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.