El furry sex

Furry sex

Si hay una práctica sexual especialmente divertida, sin duda, esa esel furry sex. Es posible que muchos de vosotros no hayáis oído hablar de ella. Se trata de la tendencia sexual que consisten en practicar sexo, ya sea en pareja o en grupo, disfrazado de un animal peludo. Con toda seguridad, si no conocías su existencia, seguro que ahora estás muriéndote de la risa. Los disfraces suelen ser antropomórficos, esto es, con animales adaptados a la morfología de una persona. El éxito del furry sex viene, precisamente, de lo excitante que puede llegar a resultar una cosa tan rara en apariencia.

Furry sex
Furry sex

SI nos vamos a consultar datos al respecto, podemos comprobar que el 77% de los hombres han llegado a tener sexo disfrazados, mientras que el 55% de las mujeres confiesan haberlo hecho también. El estudio en cuestion no se refiere, en concreto, al furry sex, sino al sexo vestido con un dsifraz, en generla Por lo tanto, incluye también el sexo en una fiesta de disfraces cualquiera o, por ejemplo, en carnaval, lo que le da un sentido diferente al que nos ocupa. Sin embargo, no deja de ser revelador el dato, ya que demuestra que los disfracesnos pueden hacer llegar a un nivel de excitación importante.

Son muchos los lugares de Internet donde ya se encuentran grupos más o menos estables de practicantes de furry sex. Resulta habitual encontrar, en determinadas páginas y foros, gente comentando sus experienceias e, incluso, proponiendo citas para otros practicantes. En algunas tiendas eróticas, tanto físicas como online, resulta ya algo común enceontrar tras, por ejejmplo, una máscara de cuero a juego con un tanga y un látigo, un disfraz de lobo peludo con un agujero para poder sacar el glande. La verdad es que resulta algo tremendamente cómico cuando se ve una sucesión de disfraces de este tipo en la tienda.

La práctica en sí puede llegar a ser tan divertida como amplia sea la imaginación de los participantes. Desde luego, este tipo de actividad sexual se presta, como ninguna otra, a que la fantasía de los practicantes sea la máxima protagonista de la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *