El sexo público y el sexo privado

Sexo privado

La inmensa mayoría de las parejas prefieren el sexo privado. Para ellos, sus relaciones sexuales son algo que pertenecen a la esfera de lo íntimo. Se trata de algo persona y forman parte de su propia privacidad, por lo que no suelen tener la necesidad de que se trate de algo compartido con más personas. Lo más habitual, al menos en las socidades occidentales, es que el sexo privado sea la acción escogida por la mayoría de las personas que tienen pareja. Sin embargo, como ocurre con casi todo, no es la única opción posible ni, por supuesto, la única opción válida. Existe, de hecho, un buen número de parejas que eligen la opción del sexo público y su decisión al respecto ha de ser tan válida y tan respetable como la anterior.

Sexo privado
Sexo privado

Un buen número de parejas encuentran trementdamente excitante el hecho de practicar relaciones sexuales en presencia de otras personas. Las posibilidades para disfurtar de sexo en compañia de más personas son tan grandes como pueda ser la imaginación de quienes diseñana este tipo de fantasías sexuales compartidas.

El sexo en grupo, en cualqueira de sus variedades, es algo que, tanto en relaciones heterosexuales como en relaciones homosexuales, cunetan con una importante historia detrás. En absoluto se trata de algo reciente. De hecho sociedades antiguas, como la civilización griega, tenía muy presentes las practicas sexuals grupañes. Tanto es así que en su incalculable aportación artística exsite una amplia representación de este tipo de acontecimientos sexuales colectivos. El sexo público, pues no es algo del presente sinoq ue esite toda una historia si miramos para atrás. El sexo privado, por lo tanto, nunca ha sido la única opción posible.

Para abandonar el sexo privado y participar en prácticas sexuales grupales es preciso sentirnos atraídos por estas situaciones. Es necsario, además, contar con un toque de actitud exhibicionista y voyeurista. Aquellos que disfrutan viendo como otras personas mantienen relaciones sexuales y aquellos que disfrutan siendo observados mientras tienen relaciones sexuales son buenos candidatos a este tipo de actividad sexual, aunqeu también es posible que gente que no sientne ninguna atracción a priri por este tipo de prácticas, sí que aumente su excitación sexual al integrarse en una experiencia de sexo colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.