La diversidad sexual

Diversidad sexual

La diversidad sexual es algo que ya deberíamos tener perfectamente asumido. Las posibillidades a este respecto son muchas, concretamente, una por cada individuo. Incluso, dentro de cada individuo, podemos también hablar de diversidad sexual. y es que por un lado van las diversidades congénitas y por otro lado, bien diferenciado, van las diversidades adquiridas. Para no alargarnos en esto, basta con indicar que unas son las que nos llegan de forma congénita y ante las que no podemos hacer nada, a priori, mientras que las otras son las que nos llegan por influencia social, por cultura, por elección propia o por cualquier otro medio análogo. En materia sexual, podemos decir que el hecho de tener pene o vagina es algo congénito y, en cambio, la elección de manifestar y hacer pública, por ejejmplo, nuestra homosexualidad es algo adquirido.

Diversidad sexual
Diversidad sexual

Es cierto que el modelo de sociedad patriarcal se impone incluso en los países que presentan un nivel de vanguardia más avanzado a este respecto, como pueda ser Suiza. No cabe duda de que este extremo condiciona el asunto de la diversidad sexual, ya que la presión social tiende a ejercer una mala influencia sobre aquellas conductas sexuales menos extendidas. De lo que no cabe ninguna duda es de que la complejidad de este asunto es grande debido a este tipo de pensamiento social que se ha perpetuado a lo largo de generaciones y generaciones, lo que hace que sea mucho más dificil, si cabe, el intento por cambiarlo.

De lo que estamos completamente seguros, a la hora de conseguir que la diversidad sexual no suponga un problema social para nadie, es de que cualquier manifestación cultural, reivindicativa o social que dé visibilidad al mundo de posibilidades que, en materia sexual, la raza humana puede llegar a asumir como propias, supondrá un importante avance en la conquista del espacio social que a las infinitas formas de expresión sexual les corresponde. Una vez más, queda claro que la forma de vivir la sexualidad es muy diferente de una persona a otra y eso, al contrario de suponer un problema, debería ser una auténtica oportunidad de crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *