Exposiciones de fotografía erótica

Exposición fotografía erótica

No resulta tan habitual que en el arte de la fotografía el erotismo se haga con un sitio. Pues bien, las obras eróticas de los artistas de referencia de Alberto García-Alix, brillante Premio nacional de fotografía, forman parte de seis muestras de fotografía erótica recogidas bajo el título «La exaltación del ser. Una mirada heterodoxa». Por supuesto, los trabajos están repletos de cuerpos desnudos, de sexualidad latente, de fetichismo y de toda suerte de conceptos relacionados con el erotismo, desde lo más tierno a lo más sórdido, incluidos, por supuesto, travestis, prostitutas y proxenetas.

Exposición fotografía erótica
Exposición fotografía erótica

La exposiciones podrán disfrutarse en el Centro Cibeles de Madrid hasta el próximo día 17 de septiembre. Los fotógrafos elegidos para la ocasión son los reconocidos internacionalmente Anders Petersen, Teresa Margolles, Paulo Nozolino, Pierre Molinier, Antoine d’Agata y Karlheinz Weinberger. Sin duda, son creadores que se alejan de la norma establecida y suelen nutrirse para sus creaciones de la parte más pasional e íntima del ser humano. No cabe la menor duda de que se trata de una forma muy especial de utilizar la fotografía.

Anders Peterson se encargó de mostrar en su fotografía a los clientes que frecuentaban el Café Lehmitz de Hamburgo. Entre prostitutas, proxenetas, travestis e indigentes conforman una parroquia habitual que supone un magnífico retrato que no busca la compasión sino el calor humano. Teresa Margolles, en cambio, trata de dar voz a las prostitutas transexuales de Ciudad Juárez, una ciudad conocida por la delincuencia son cuartel que abunda en sus calles.

Pierre Molinier nos muestra una colección de 40 obras en las que el fetichismo es protagonista junto al travestismo. Son imágenes de los años 60 en los que la fotografía trata de alejarse de la hipocresía moral de la época, dando una visión muy onanista de la sexualidad basándose en el uso de diferentes adminículos. Paulo Nozolino nos muestra una obra en los que el sexo en exceso y la prostitución forman una parte fundamental de su propia biografía, vivida cada vez, de una manera más intensa.

Antoine d’Agata y Karlheinz Weinberger son los autores que cierran la exposición con una realidad mucho más naif que la que muestran sus antecesores. La rebeldía no justificada de l juventud de su época son el punto en común que tienen sus obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.