¿Un dedo? ¿Dos?

Un dedo

¿Te han metido alguna vez un dedo por el culo? ¿Y dos? Si le preguntamos al primer grupito de hombres que nos encoentremos, por ejemplo, en una discoteca, sobre sus impresiones acerca del sexo anal, seguro que la respeusta será unánime. Todos dirán tener ganas de practicarlo. A los que lo han practicado les habrá gustado y  los que no, lo estarán deseando. Otra cosa que también tendrán en común sus respuestas es que, en todos los casos, pensarán que les estamos preguntando sobre anos ajenos y no propios. ¿Pero y si la pregunta fuera acerca de tu pronio ano? ¿Te han metido alguna vez un dedo por el culo? ¿Y dos?

Un dedo
Un dedo

La mayoría de los varones, a la pregunta de si le han metido alguna vez un dedo por el culo contestarán que no. Muchos de ellos, se pondrán muy dignos, pensando que su hombría puede verse menoscabada si aceptasen tener, al menos, curiosidad por llevar a cabo esta práctica. Por supuesto, ni hablamos ya de manifestar que es algo que desean hacer y, mucho menos, que es algo que han practicado y les ha gustado.

Los hay que nunca se atreveran a que, en plena penetración, por ejemplo, su pareja se anime a introducirles un dedo, o dos, por el recto. Por supuesto, todo esto condimentado con una generosa dosis de lubricación, para evitar problemas. Otros muchos, dejarán a un lado sus prejuicios y se pondrán en marha con ello. Y harán bien, porque a la inmensa mayoría de hombres que practican su ropia penetración anal les encanta el resultado obtenido. De hecho, suelen confesar que la intensidad de las sensaciones conseguidas a través de esta técnica son tan extraordinarias que no tienen comparación con las conseguidas de otra manera.

En realdiad, no importa cómo ni por qué se llega a esta practica. No importa si es por curiosidad, por impulso o por ganas de innovar y probar cosas nuevas. Lo importante es llegar a ella, dejar a un lado los prejuiicios, relajarse y disfrutar de un nivel de intensidad que no se puede disfrutar de ninguna otra manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.