Hombres que ven porno por la historia

Porno por la historia

Existen hombres que ven porno por la historia. Al menos eso es lo que afirman algunos. ¿Dónde viven? ¿De qué se alimentan? De la misma manera que era difícil creer en hombres que decían comprar la revista Playboy por las entrevistas, más bien imposible, ahora existen hombres que afirman que las historias de las películas porno son el motivo real de su acercamiento al mismo. ¿Tú que crees? ¿Podemos considerar cierta esta afirmación o se trata, simplemente, como todos hemos pensado, que se trata de una simple excusa?

Porno por la historia
Porno por la historia

Si os sirve de consuelo, en una encuesta sin ningún rigor científico, por supuesto, que he hecho de forma improvisada entra las personas que tengo a mi alrededor, ni una sola persona ha considerado la afirmación que titula la entrada de hoy como algo diferente a una excusa barata para ampararse en ella, de forma impune, por algunas personas con la suficiente caradura como para escudarse en un argumento tan pueril. Sin embargo, insisto, no se trata, en ningún caso, de una encuesta con ningún rigor científico.

Cuando la red de redes, Internet, aún no tenía un catálogo infinito de sitios adultos, tan solo a un clic de distancia, y los hombres necesitaban ir a un cine convencional para acceder a este tipo de contenidos, al menos, había que exponerse de una forma pública en algún momento. En algún momento conincidiríamos con otro espectador, con una taquillera o con alguien que pasaba por allí en el momento de entrar en la sala. La intimidad que proporciona Internet, en este sentido, lo cambia todo.

Una encuesta llevada a cabo por un sitio de contenidos para adultos en Internet, concluye que las personas que afirman contemplar cine pornográfico por la calidad de las historias que proyectan alcanzan un  17%. El resto no tienen ningún tipo de rubor en reconocer que, efectivamente, la única parte que les interesa cuando contemplan cine pornográfico es la de contenido sexual. De hecho, con frecuencia, las partes en las que la interectuación de los actores no pasa por relaciones sexuales, suele ser saltada por los visitantes de este tipo de contenidos sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.