Los preliminares

Los preliminares sexuales

Los preliminares en el sexo parece que han desaparecido. En la sociedad inmediatista que vivimos hoy, mucho se perdió en nombre de esa nueva cultura que valora la rapidez y agilidad en realizar las tareas cotidianas. Pero ¿qué decir cuando transferimos esa prisa y ansiedad a nuestra relación o al acto de relacionarnos sexualmente? Y así es como, sin darnos cuenta, una relación sexual se ha vuelto pobre y sin significado, perdida en la carrera en aliviar las tensiones del día teniendo el beneficio, en la mayoría de las ocasiones, de sólo un lado. Para evitar esta situación, los preliminares sexuales son fundamentales.

Los preliminares sexuales
Los preliminares sexuales


Este es el momento de atajar de raíz este problema. Es importante saber que el cuerpo femenino tiene innumerables dispositivos que necesitan estímulos por cierto tiempo, que difiere de persona a persona, para que suceda la producción suficiente de hormonas ligadas a la sensación de bienestar y placer, dando el mando al cuerpo para un estado de relajación y liberación de feromonas, además de tantos otros neurotransmisores que intensifican el deseo y la excitación. Lo preliminares sexuales, por lo tanto, resultan fundamentales. Los seres humanos disponen de todas las herramientas para crear las condiciones favorables al ritual de la relación sexual, lo que antiguamente, entre los pueblos matriarcales, era natural y espontáneo.

La mirada puede resultar un buen comienzo. Al mismo tiempo, podemos comenzar con las caricias. Podemos, poco a poco, ir añadiendo otros componentes como, por ejemplo, el olor. La experiencia olfativa es reveladora de lo que impulsa el deseo a través de la alquimia de la piel. Algunos lugares para hacerlo detrás de las orejas, debajo de los senos, cuello, pulpa de las nalgas, pliegue de los brazos y piernas, lateral del tronco  o las ingles. Son áreas de intensa secreción de feromonas.

Son muchas las maneras de comenzar una buena sesión de sexo antecedida por los preliminares adecuados. Debemos adaptarlos siempre a nuestra personalidad y a la de quien nos acompaña Lo importante, en cualquier caso, es mantener viva la necesidad de utilizar los preliminares antes de una relación sexual para conseguir el disfrute de ambas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.