El sexo oral anal

Sexo oral anal

Sexo Oral Anal también conocido como el beso griego, tal como el propio nombre indica, ya proviene de la Grecia antigua, donde todo estaba permitido, menos cortar la cabeza de la propia madre. El ano, como es de conocimiento general, permite alcanzar mucho placer pero hay que saber lo que se está haciendo porque el propio sexo anal necesita cuidados redoblados para evitar tanto las infecciones como la transmisión de bacterias. Sin embargo,  cuando el sexo oral anal está bien hecho, podemos permitir que el cuerpo alcance niveles de placer como nunca había experimentado antes. Sin duda.

Sexo oral anal
Sexo oral anal

No es de extrañar que todavía haya demasiados prejuicios y tabúes cuando se habla de sexo anal en general.  Esto sucede más todavía cuando de lo que se habla es, concretamente, del sexo oral anal. Sin embargo, siempre es bueno intentar mantener la mente abierta, especialmente en este caso, y atrévete a seguir los instintos naturales del cuerpo. Básicamente se trata de mandar a paseo los prejuicios y experimentar con las nuevas experiencias sexuales.

Antes de comenzar a besar el ano, es imprescindible hacer una higiene previa con extrema profundidad y seguridad. No queremos que hay ningún tipo de infección que nos complique la salud. La utilización de un jabón intimo para lavar bien la región anal es absolutamente recomendada. Tampoco está de más la depilación del vello para evitar problemas con él.

Después de llevar a cabo la obligada higiene, es ora de comenzar el sexo oral anal, y para ello es necesario que tenga mucha calma para que todo vaya bien. Hay que recordar que el ano es un área extremadamente sensible y que no produce ninguna lubricación, por lo que debe iniciar la sesión sexual de forma tranquila y sin ningún tipo de movimiento brusco, pues podrá causar lo opuesto de lo que quiere. Dale bastante uso a tu lengua, principalmente a través de movimientos circulares, tanto a la entrada del ano como en las zonas circundantes, cuando mayor el estímulo mayor será el placer. El resto ya solo tienen que ver con los límites que queráis ponerle a este juego sexual tanto tú como tu pareja.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.