El sexo en grupo

El sexo en grupo, como su propio nombre indica de forma bastante explícita, es la práctica sexual por parte de varias personas. También se le conoce con el nombre de orgía. En origen, se refería a las fiestas llenas de excesos; vino, comida y sexo; del dios griego Dionisio, y más tarde a las bacanales de su equivalente romano Baco. Varias referencias escritas e ilustradas  en cerámica, mosaico o bajo relieve muestran la existencia de orgías en la mayor parte de períodos históricos, como por ejemplo la antigua Roma, la antigua Grecia, la Edad Media, el Renacimiento y la Edad Moderna.  EL sexo en grupo entre tres personas a la vez recibe el nombre de trío y a partir de cuatro es cuando se considera una orgía, aunque en el imaginario popular, a menudo, las forman decenas de personas. En algunas culturas, las orgías u otras prácticas de sexo grupal pertenecen a prácticas religiosas o rituales.

Sexo en grupo
Sexo en grupo

En la antigua Grecia se quisieron agrupar todos los placeres imaginables del cuerpo y del alma a los banquetes, unas fiestas codificadas pero que fueran bellas, siguieran unas reglas armónicas -como deseaban para toda actividad humana- y una sucesión razonada de distracciones estéticas, sensuales o espirituales. Los griegos buscaban la armonía, la belleza y la justa medida por encima de todo, intentaban racionalizar lo irracional y odiaban, por tanto, la desmesura. Amaban todo tipo de placeres sin prejuicios, pero temían devenir esclavos de sus deseos y la pérdida de poder de control. Así, los griegos contenían sus encuentros de sexo en grupo dentro de los límites de un ritual.

Los romanos, en cambio, tomaron la misma idea pero sin darle un espacio a la contención ritual. Al contrario que las griegas, en las orgías romanas todo era desmedido. La imagen tradicional de estos encuentros para practicae sexo en grupo era comer y beber hasta el límite, para vomitar y volver a comenzar de nuevo. Y así tantas veces como el cuerpo aguantase. En realidad, como nos cuenta la Hisotira, los romanos nunca fueron amigos de la mesura. De esta manera, en este tipo de encuentros el sexo se practicaba libremente y en público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.