La sexualidad en la antigüedad

La sexualidad en la antiguedad

Las curiosidades sobre la sexualidad y los sentimientos que ella despierta siempre han estado presentes a lo largo de la historia de la humanidad. Podemos verificar diversas obras de arte de la Antigüedad, o incluso dibujos prehistóricos, que retratan el cuerpo humano. En algubnos casos, realizndo un verdadero énfasis en los órganos genitales. El pene, por ejemplo, ya fue idolatrado como el símbolo de fertilidad, de suerte, de protección, de poder y de liderazgo por las más diversas culturas del globo terrestre y aún tiene vital importancia simbólica en la actualidad.

La sexualidad en la antiguedad
La sexualidad en la antiguedad

Las referencias sobre este estudio se pueden encontrar desde la Edad Antigua, en los escritos del filósofo Platón, donde él identificaba al dios Eros como el dios del amor y de los apetitos sexuales, dios del instinto básico de la vida y responsable de la atracción entre los cuerpos. En cambio, al analizar los discursos a partir del siglo XVII, percibimos que el acto sexual pasó a ser colocado por la burguesía y principalmente por la Iglesia en otro nivel, retirándole la centralidad.  analiza que, aunque marcada por relaciones de poder, la sexualidad no puede ser vista como una mera extensión de los conflictos marcados por la lucha de clases. Si para la aristocracia la “pureza” estaba en la sangre, para la burguesía se encontraría sólo en la búsqueda de una sexualidad garantizadora de la diferenciación frente a los demás componentes de la sociedad.

Solo cuando en el momento en que se plantean problemas económicos como, por ejemplo, el control de las poblaciones, es cuando la sexualidad del trabajador pasa a constituir un problema. Así es que la burguesía desempeña un papel significativo en la evolución de una nueva visión de la sexualidad, pero no necesariamente bajo la forma de censura.

Sin embargo, con la difusión de los estudios y principios de la Revolución Científica, la medicina se convirtió en un actor fundamental en este proceso, al instaurar una serie de procedimientos por los cuales las prácticas sexuales pasaron a ser analizadas, a partir de una visión científica, lo que supone un importantísimo avance para entender todo lo relacionado con la sexualidad humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *