Cómo aumentar la excitación sexual

Excitación sexual

Si quieres aumentar la excitación sexual en un encuentro íntimo,debes dedicarse a explorar sus zonas erógenas con tranquilidad. Dedícale una especial atención a las áreas más cercanas al sexo. Esto hará que aumente el riego sanguíneo. Consecuentemente,  se incrementará la excitación y la sensibilidad.

Excitación sexual
Excitación sexual

Una sugerencia: usa siempre las dos manos para hacer caricias. Comienza acariciando su sexo. En el caso de que tu pareja sea un hombre, mientras presionas firmemente en la base o pellizcas sus testículos. Si tu pareja es una mujer, juega con las partes externas de  la vagina. Llega al clítoris cuando la situación ya esté muy caliente.

Es importante que sepas cambiar la velocidad durante tus caricias. Trata de alternar movimientos largos y lentos. Luego acelera moviendo la mano rápidamente acercándola a sus genitales. Cuando la excitación sea máxima, baja el ritmo. Alternar diferentes ritmos es algo muy apreciado.

Si tu pareja es una mujer, puedes acariciar suavemente su clítoris con la lengua. También puedes usar el dedo. Utiliza movimientos ligeros o rápidos. Es importante que las primeras caricias en el clítoris o los labios vaginales sean con la lengua o con los labios de la pareja. Si notas que vas demasiado deprisa,  cambia a un ritmo más lento y suave para evitar que se dispare. Escuchar a tu pareja siempre es una buena idea.

Si tu pareja es un hombre, puedes ir tocando ligeramente su sexo erecto. No hay que hacer mucha presión hacia él. Poco a poco, irá aumentando el nivel de excitación.

Llegará un momento en que ese glande necesite algo más.  Acaricia por debajo de los testículos y del perineo. Hazlo también con la lengua mientras  le pasas por los lados de los testículos. Las  ingles son otra buena opción.

Otro de los trucos para hacer crecer la excitación durante el coito es hacer paradas. Si deseas evitar el clímax instantáneo, puedes hacer una pausa. Se trata de una técnica muy usada y bastante efectiva. esta pausa la puedes dedicar a deteneros en las caricias que mantengan la excitación sin acelerar el coito. Se trata de una buena manera de alargar el encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *