¿Me das un beso?

Besos
El beso es el acto de tocar algo con los labios. Generalmente se trata de otra persona. Algunos primates presentan esta costumbre. El beso puede hacerse de muchas formas. También en muchas partes del cuerpo. Según el país y la cultura se hará de diferentes maneras. En algunas zonas, el saludo a personas afines se hace con dos besos. En este caso, suele ser uno en cada mejilla. Con desconocidos, lo normal es que el saludo se produzca verbalmente. El beso entre hombres, solo cuando mantienen una gran amistad. Es común en algunos lugares del mundo. Generalmente, donde se practica la cultura del beso, a la hora de hacerlo entre dos hombres queda reducido al reducto familiar.
Besos
Besos


Generalmente, el beso se utiliza como un saludo informal. También  para demostrar afinidad con la persona que se besa. El beso en la mejilla es usual como saludo informal, generalmente hacia mujeres. En Francia y en algunas zonas de Argentina y España es también usual entre hombres.

El beso a ambas mejillas resulta muy común en Cataluña, en Francia. En algunas regiones gfrancesas son dos, tres o incluso cuatro la cantidad de besoso que se dan. En Brasil, España, Paraguay y algunas zonas de Argentina se trata de una forma de saludo informal.
Tradicionalmente, entre hombres, lo normal y habitual es que se produzca solo un estrechamiento de manos. Los saludos con besos, se suele hacer con dos, uno en cada mejilla, primero a la derecha, luego a la izquierda.

El beso en la mano es un formalismo muy extendido desde la antigüedad. Suele ser para demostrar subordinación o respeto. Después, se ha utilizado generalmente solo por hombres para saludar a las mujeres consideradas de clase alta. Actualmente solo se utiliza con personas que disponen de títulos nobiliarios o eclesiásticos. En Francia, entre aristócratas, se hacía el gesto pero se evitaba tocar la mano con los labios.
Estoy convencido de que, llegado  a este punto, es muy posible que te sientas decepcionado. Tus espectativas, casi con toda seguridad, iban encaminadas a la lectura de una entrada dedicada a los besos sexuales o, cuando menos, románticos. Hoy no ha sido así. En breve, prometemos traerte este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.