Una vulva sana

Una vulva sana

Es importante mantener una vulva sana. La sensación de limpieza y saber que se está libre de cualquier tipo de infección, realmente puede hacer una mejor amante en las relaciones sexuales. Esto no quiere decir que los genitales sean algo sucio, ni mucho menos, y que tengas que estar limpiándolos cada dos minutos. Con unos sencillos pasos se puede mantener la vulva en excelentes condiciones de conservación e higiene.

Una vulva sana
Una vulva sana

Es importante la limpieza del área genital cada vez que se tenga una ducha, para minimizar las infecciones. La limpieza ha de ser de una manera suave y nunca hay que poners ningún tipo de producto prefumados o que no sean específicos para esta zona tan delicada. Hay que evitar los productos que contienen ácido glicólico o abrasivos. Una vez terminada la ducha, hay que asegurarse de secar completamente el área de la vulva. La humedad puede producir la aparición de infecciones. También hay que tener cuidado con la ropa interior.

La ropa interior cómoda de algodón  mantendrá seca y limpia todo el día a su portadora. El algodón es la mejor materia porque es más trasnpirable. También  ayuda a mantener el olor y las descargas en niveles más naturales. Los tejidos sintéticos, por otra parte, promueven el crecimiento de bacterias y evitan que el aire llegue a los genitales. Esto puede causar infecciones, lo que puede traducrise en une excesivo olor corporal que pede resultar desagradable y dar sensación de falta de higiene.

Todo lo que sea mantener la vulva bien ventilada pueden ayudar a que la higiene genital sea óptima. Es muy interesante dormir sin ropa interior para dar a los genitales un respiro. En ocasiones, lleva  algún tiempo acostumbrarse a dormir sin ropa. Es algo completamente normal. Sin embargo, en poco tiempo, los prejuicios pueden estar salvados.

La depilación íntima también ayuda mucho a la limpieza. El hecho de rasurar completamente la parte de los labios, harán que queden libres y limpios y resulten muy fáciles de mantener con un buen nivel de higiene

Por último, es importante recordar que intentar ocultar el olor genital con jabones desodorantes, aerosoles o duchas vaginales, no es buena idea, ya que pueden irritar la vagina y destruir las bacterias saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.