Los puntos débiles de los hombres

Puntos débiles de los hombres

Los puntos débiles de los hombres son muchos. Conocer cuáles son  ayuda mucho en la capacidad de seducción de las mujeres. Así que hoy la entrada va dedicada a ellas. Vamos a dar algunas pistas sobre los puntos débiles de los hombres. Pra que las usen en nuestra contra. O no. Nunca se sabe.

Puntos débiles de los hombres
Puntos débiles de los hombres

El cuerpo masculino está lleno de puntos erógenos que, al ser tocados o acariciados provocan una excitación incontrolada. Saber las zonas más vulnerables de un hombre puede ser una excitante manera de ponerlo en situación como por arte de magia. Vamos a por esos puntos débiles de los hombres.

Los susurros al oído son uno de los puntos débiles de los hombres. ¿Sabías que un hombre se excita cuando le dicen cosas muy calientes al oído? Hablaremos del poder de las palabras en el sexo. El uso del lenguaje erótico, susurrado, gemidos o en tono muy sugerente puede resultar realmente excitante. Aprovecha estos momentos en los que está en el sofá y consigue captar su atención incorporándote sutilmente hacia él y susurrando al oído cosas como: 

  • «Todo el día llevo pensando en cómo haremos el amor hoy»
  • «Siento mi coño caliente «
  • » Me he ido humedeciendo mientras te miraba «
    Seguro que no falla. Cuanto más subida de tono sea la insinuación, más efecto tendrá en su calenturienta imaginación.

El cuello es una zona de la anatomía del hombre muy sensible a las caricias. Si solo frotarlo con tu cabellera puede hacerlo disfrutar, imagina cómo estará cuando te lances a su yugular. Sobre todo si, después,  tiernamente recorres su cuello con tus labios. Su placer será indescriptible. Siéntate en una silla. Procura que no se mueva. Si se deja o tiene por costumbre jugar, tapa los ojos y átale las manos. El resto te lo puedes imaginar.

Otra de los puntos débiles de un hombre es imaginar que no llevas ropa interior. Está claro que la escena de Sharon Stone en Instinto Básico ha dejado huella. Este cruce de piernas insinuando la falta de lencería es un recurso para acabar con un sexo de película. Juega con este recurso. Será muy bienvenido. Con toda seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.