Masaje del punto G y cunnilingus

Masaje del punto g y cunnilingus

El masaje del punto G y  cunnilingus, unidos, son  muy potentes. Sin duda. Como parte de la relación sexual, existen una gran variedad de técnicas. Eso es innegable. No solo se trata de ayudar a la pareja a alcanzar el orgasmo. También ayudan a tener un mayor conocimiento sobre el propio cuerpo. Se trata de experimentar sensaciones y emociones. El ejemplo perfecto es el masaje en el punto G y cunnilingus.

Masaje del punto g y cunnilingus
Masaje del punto g y cunnilingus


El sexo oral, además de ser beneficioso para la salud, nos hace seres humanos más felices. Tanto el semen como el flujo vaginal contienen sustancias antidepresivas. Puedes conseguir que tus dedos y lengua le ayuden a lograr el clímax. 

La combinación de algunas técnicas sexuales puede ayudar a facilitar el orgasmo femenino. Por eso te proporcionamos algunos consejos. TE ayudamos a saber cómo se ha de realizar un masaje en en el punto G acompañado de un cunnilingus.

1. Has de colocar las manos al inicio de los muslos. En el lugar donde termina la rodilla. Recorre la piel en movimientos ascendentes hasta la cadera. De este modo permites que la sangre fluya hacia los genitales.

2. Empieza, por ejemplo, por besar los muslos y la entrepierna.  Esto incrementará la circulación sanguínea. Trata de estimular oralmente la zona, como si solo jugaras con sus genitales. Pero  no llegues a ellos todavía. Evita pasar la lengua como si estuvieses lamiendo un helado. Hazlo solamente usando la punta. También puedes ir besando. Realizar  pequeñas succiones es buena idea.

3. Coloca un poco de lubricante con base de agua en las puntas de tus dedos. Es mejor utilizar uno con sabor. De este modo, el cunnilingus los disfrutarás más.

4. Cuando percibas que su vagina está a punto, introduce un par de falanges del dedo índice o del medio. Una vez ahí, realiza un masaje con cuidado. Llega  a todas las paredes de la vagina. Como cuando se retiran los restos de algún líquido de las paredes de un frasco que está por terminar.

5. Aquí es muy importante que ella se relaje. De esta manera se permitirá, a sí misma, sentir y experimentar con el masaje del punto G y cunnilungus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.