El mundo de la sodomía

Sodomía

La sodomía es un término de origen religioso que se utiliza para referirse a ciertos tipos de actos sexuales. Principalmente, destaca el sexo anal entre hombres o, en medida menor, entre un hombre y una mujer. El concepto y su criminalización datan del siglo XI y estaba estrechamente relacionado con el crimen de herejía, vicio común atribuido a los cátaros y bujarrones. El término sodomía, sin embargo, se ha utilizado, principalmente en algunas religiones, para incluir actos no penetrativoss como el sexo oral o la penetración anal incluso con objetos.

El término se deriva del nombre de la ciudad antigua de Sodoma que, según la mitoogía cristiana, fue destruida por sus pecados. En el siglo XI, el teólogo Pedro Damián, en su libro Liber Gomorrhianus afirmó que el pecado que cometieron los habitantes de Sodoma era la homosexualidad. Especialmente, la práctica  del coito anal. Parece que según sus valores, se trata del pecado más abominable. Aunque, en realidad condena todas las otras prácticas sexuales que no tienen como fin último la procreación.

Sodomía
Sodomía


La sodomía representaba la esencia pura del erotismo. En esta práctica no existe ninguna preocupación  por la continuidad de la especie. Resulta evidente. Algunos autores piensan que, contra la interpretación tradicional que solo fecha de la alta Edad Media, la falta cometida por los habitantes de Sodoma fue la negación de la hospitalidad a los visitantes, que en las concepciones de la época y el territorio sí era considerada una falta muy grave. Es otra posibilidad. Por otro lado, resulta bastante plausible.

La sodomía, en la sociedad actual, está relacionada con el sexo anal recreativo. Una vez que se han superado los prejuicios contra determinadas prácticas sexuales por motivos religiosos, se practica con total libertad por quienes quieren hacerlo. No hay ningún tipo de cortapisa al respecto. Bien es cierto que las personas que no lo han practicado pueden verlo con determinada reticencia. El miedo a lo desconocido. Como sucede en muchos ámbitos. Sin embargo, la penetración anal, se encuentre uno en el lugar del enceuntro que se encuentre, si se realiza con las precauciones y la habilidad necesaria, puede tratarse de una de las mayores satisfacciones sexuales. Bien es cierto que conviene documentarse antes de llevarlo a la práctica por primera vez para no cometer errores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.