Beneficios de la masturbación femenina

Beneficios de la masturbación femenina

Que la masturbación presenta beneficios es un hecho. También en el caso de las mujeres, por supuesto. La masturbación constituye la autoexploración y erotismo del cuerpo humano. Puede ser realizada de manera individual o en pareja. Además de ser una práctica sexual placentera puede brindar varios beneficios a la salud. Vamos a hablar de ellos.

Beneficios de la masturbación femenina
Beneficios de la masturbación femenina

Uno de los beneficios de la masturbación femenina es que promueve el conocimiento de los patrones de excitación que constituyen la respuesta sexual. De esto no cabe ninguna duda.  Pero es que,  además, practicarla de manera frecuente permite prevenir algunos riesgos.

Por ejemplo, el de sufrir diversas enfermedades o trastornos. Entre ellos podemos citar el estrés o la ansiedad. Sin duda, problemas muy arraigados en nuestra sociedad moderna. Pero no solo este tipo de probemas.

Algunos de los problemas de salud que podemos evitar son infecciones urinarias. La masturbación reduce las infecciones. Algunas enfermedades del tracto urinario, como la cistitis, se evitan gracias a la masturbación.

Durante la misma se abre el cuello uterino y se libera la mucosidad y fluidos cervicales que suelen albergar bacterias. Suena bien, ¿no es así?

Como dijimos, la depresión se puede evitar. Durante la masturbación se liberan endorfinas. Conocidas como las hormonas de la felicidad. También aparece en  pequeñas dosis el cortisol. Ambas, juntas, mejoran el buen humor y bienestar general. Así ayudan a reducir el riesgo de depresión.  Sobre todo en mujeres.

También habíamos mencionado antes el estrés. Sobre todo, lo que conocemos como estrés nocturno. Aquel que no nos deja dormir. O el que nos despierta a media noche. La sensación de  angustia. La sensación de  agobio también se ven reducidas.  Y considerablemente. Gracias a la masturbación.

El relajamiento inicial, las caricias bien dirigidas al sexo. Todo ello  proporcionanun masaje balsámico. Finalmente,  al estallar el orgasmo las deja relajadas. Y siempre en disposición de conciliar el sueño.

Durante la masturbación se reducen la tensión y el estrés. Gracias a ello  mejora la respuesta inmune. También la relajación. Por eso es empleada a modo de terapia frente a diversas disfunciones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *