El maravilloso mundo de las bolas chinas

Bolas chinas

Todos, sin duda, hemos oído hablar de las bolas chinas. Muchos, incluso, habrán tenído algún contacto con ellas. Sin embargo, no son tantos los que conocen el immenso mundo de aplicaciones que nos ofrece. En un principio, fueron ideadas para formar parte del juego erótico y sexual.  También se utilizaron en sus comienzos como un estimulante de la masturbación. Sin embargo, las bolas chinas han demostrado ser útiles en otro campo.

Bolas chinas
Bolas chinas


Algunos expertos opinan que las también llamadas bolas de geisha pueden servir para practicar los ejercicios de Kegel. Se trata de  una especie de gimnasia vaginal creada por el ginecólogo Arnold Kegel. La utilizad de este tipo de ejercicios tienen por ebjetivo, fundamentalmente, fortalecer el suelo pélvico.

En la década de los cuarenta, el Dr. Kegel desarrolló una serie de ejercicios para prevenir y controlar la incontinencia urinaria. También eran uyltiles para para facilitar los partos.  De paso, se descubrió que también eran buenos para incrementar el placer sexual. La forma de practicarlos es muy sencilla. Hay que pulsar la musculatura pélvica como si quisiéramos retener la orina. Se trata de contraer y aguantar respirando profundamente. Después se relajan los músculos para empezar de nuevo. El número de repeticiones y series varía según deferentes circunstancias.

Hay juguetes, como las bolas chinas, que ayudan a realizar estos ejercicios. De esta manera, consigeun tonificar la musculatura pélvica y, con ello, facilitar un mayor disfrute del sexo.

Numerosos estudios demuestran que las mujeres que practican la masturbación tienen una vida sexual mucho más activa y enriquecedora. Si a esta experiencia le añadimos el uso de las bolas chinas, el proceso será aún más satisfactorio.

En general, se trata de dos bolas bastante ligeras que se han de introducir en la vagina. Normalmente tienen en su interior otras bolas más pequeñas que crean  un vacío en el interior. Mediante el movimiento, las bolas interiores golpean con las exteriores y realizan una especie de efecto vibratorio, produciendo sensaciones muy agradables.

Son muy cómodas y altamente recomendadas para ser usadas mientras se camina, con lo que aumentan las sensaciones. Las bolas chinas también pueden utilizarse como un consolador erótico. Hay algunos modelos que tienen una doble cuerda donde puedes introducir el dedo y usar la mano como si se tratara de un clásico yoyó, mientras que la otra mano queda libre para acariciar y estimular el clítoris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.