Problemas con la lubricación vaginal

Lubricación vaginal

La lubricación vaginal es esencial para disfrutar de penetraciones suaves y agradables. Pero cuando esta no se presenta de forma adecuada, el placer sexual se encuentra limitado. Muchas veces, llega a ocasionar  relaciones sexuales dolorosas y molestas. Esto es un problema para las relaciones sexuales. ¿Qué podemos hacer cuando falla la lubricación vaginal? Vamos a verlo.

Una de las primeras razones vinculadas a la mala lubricación es la falta de excitación o deseo sexual. Así es. Los hombres presentan una erección cuando están excitados. Una de las respuestas sexuales de las mujeres es lubricar. Pero cuando una mujer no está adecuadamente excitadas el proceso se vuelve complicado. Y todo falla.

La falta de lubricación también puede responder a condiciones físicas o psicológicas. En el aspecto físico, los cambios hormonales importantes, como la menopausia, pueden ser responsables de la sequedad vaginal. Sin duda.

Si la menopausia no ha llegado pero sí se está experimentando algún tipo de alteración hormonal, es normal lubricar en menor cantidad. A veces pasa. Las hormonas mandadn en esto. Las infecciones vaginales suelen ser también responsables de que la capacidad de lubricar se vea disminuida. En ocasiones, las infecciones son el problema.

Determinada medicación y el abuso de drogas y alcohol también hacen que las mujeres lubriquen menos. Por supuesto. Por otro lado, muchas veces las condiciones psicológicas son las principales responsables de que no se lubrique bien. Un simple estrés puede ser el origen.

El sexo con personas que no producen demasiado excitación, los encuentros en momentos en los que no apetece el sexo y en el que se cede solo para complacer a la pareja, o las distracciones durante el acto pueden afectar la lubricación.

En estos casos es importante guiar a la pareja hacia aquello que nos produce más excitación. Se trata de hablar abiertamente sobre sexo. Así se podrá dejar claro qué aumenta nuestro deseo sexual. Así de facil. Sencillo, ¿no?

En cualquier caso, no debemos olvidar que cualquier tipo de problema relacionado con la lubricación ha de ser consultado con un médico especialista. Esto es fundamental. Ellos tratarán de averiguar de dónde vienen el problema. Cuál es el origen. una vez localizado, aplicarán el mejor tratamiento para cada caso. Entre tanto, el uso de lubricantes artificiales es una buena idea. La oferta es muy grande. Basta con buscar en cualquier supermercado, farmacia o tienda erótica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.