¿Qué es ser una dominatrix?

Dominatrix

¿Sabes lo que es ser una dominatrix? ¿Has compartido experiencia sexual con alguna? ¿Qué es lo que se te viene a la cabeza cuando hablamos de esta figura sexual tan importante en el mundo BSDM? ¿Te excitas sexualmente cuando piensas en cuero, en látigos o en cadenas? ¿Cuánto tiempo hace que no te dan unos buenos azotes en el culo por haberte portado mal? Nuestro recorrido de hoy, como puedes ver, estará en torno al papel de la dominatrix.

La realidad que se esconde en torno a la figura de la dominatrix, también conocida como dómina, es mucho más compleja de lo que pensamos. Como en cualquier otro ámbito de la vida, las apariencias, en ocasiones, engañan. ¿No te parece?

Hay muchos tipos de dominatrix. Las conocidas como vanilla dominatrix son aquellas que tratan de ejercer su influencia en torno a la dominación mental de los hombres. El vestuario que utilizan estas dóminas no difiere mucho del que podría usar una mujer normal para ir a un bar o para ir a la oficina. La finalidad de el tipo de experiencia en el que son expertas no era la penetración. Se trata de evitarla a través de otro tipo de juego sexual.

Las dominatrix propiamente dichas, sí que suelen vestir con cuero o látex negro. En este caso, el tipo de dominación sí que resulta ser más físico. Las cadenas y las cuerdas suelen estar presentes en cada experiencia sexual con ellas. Incluso los látigos, por supuesto. El castigo físico tiene una presencia destacada en este tipo de juego sexual.

Las dominatrix de ambos tipos, pueden mantener sus sesiones sexuales, indistintamente, con un varón, con una mujer o con una combinación indeterminada de ellos. Lo mismo da. Cada vez es más común que una pareja estable contrate a una dómina para que los introduzca en este tipo de juego sexual. ¿Lo has probado ya?

El BSDM se ha convertido en una práctica muy extendida. La presencia en este tipo de juego sexual de una dominatrix supone que el rol del resto de las personas participantes en la sesión será, necesariamente, pasivo. Hay que saber  que no cabe la posibilidad de que la dominación sea ejercida por más de una persona. Así que, ya sabes. Puedes probar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.