El sexo anal: razones para amarlo

Sexo anal

Las razones para amar el sexo anal son muchas. Sin embargo, parece que nos cuesta con esta práctica. De hecho, prácticamente se ha convertido en un tabú. En todos los lugares se habla de sexo sin ningún tipo de problema pero, sin embargo, cuando de sexo anal se trata, parece que nos cortamos. ¡Qué curioso! Precisamente en la época en la que la comunicación es mñas importante.

Este silencio con todo lo relacionado con el sexo anal es idéntico en hombres y en mujeres. Funciona exactamente igual. Parece un tema que resulta incómodo y que no nos atrevemos a tratarlo con la naturalidad que requiere el asunto.

Sin duda,la primera razón para amar el sexo anal es que se trata de una práctica muy divertida. Evidentemente, todo puede ir mal si nos ponemos en manos de alguien sin la suficiente experiencia. Pero, por el contrario, si somos cuidadosos y respetuoso y, además, se cuenta con un pelin de expeienass.

En el caso de las mujeres, el sexo anal da la opotunidad de practicar la doble penetración. Sin duda, una de las experiencias sexuales más impresionantes que puede llegar a vivir una mujer. Sin duda, son palabras mayores. Esta experiencia no precisa, necesariamente, de dos varones. Existen muchas alternativas.

Una cosa,  a las mujeres también les gusta penetrar. Por supuesto. Bueno, es posible que no a todas. Pero, sin duda, en la gran mayoría de los casos, así sucede. De hecho se trata de una de las fantasías sexuales recurrentes de un buen número de mujeres.

En realidad, ser penetrados por su chica también es la fantasía sexual de un buen número de hombres. Como siempre, en la comunicación está el secreto. Ten encuenta, que, con estas cifras, es muy probable que un buen número de chicas que quieren penetrar a sus parejas tengan una pareja que quiere ser penetrada por su mujer y que, sin embargo, no se atreven a confesarlo.

La confianza en la pareja resulta fundamental. Tanto es así que podríamos estar perdiéndonos cosas increíbles que ambos estamos deseando hacer solo por no atrevernos a verbalizarlas. Una pena ¿no?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.