¿Qué significan los sueños eróticos?

Sueños eróticos

¿Qué significan los sueños eróticos? Es un hecho que cuando dormimos soñamos. En algunas ocasiones esos sueños resultan ser eróticos. A todos nos ha pasado alguna vez. Pero, ¿conocemos el significado de estos sueños eróticos? ¿Podemos controlarlos de alguna manera?

EL sueño tiene una principal función: la fisiológica. El sueño nos hace descansar. Lo primero que hemos de saber de él es que tiene varias fases. Es en la denominada fase REM en la que aparecen nuestros sueños. De tratan, generalmente, de una sucesión de imágenes en forma de historia.

El hecho de soñar o no es algo que no podemos decidir por nosotros mismos. El contenido del sueño, sea erótico o no, tampoco es algo que podamos decidir nosotros. Lo que sí podemos tener claro es que, dado que la sexualidad forma parte de nuestra vida, es lógico que, de cuando en cuando, se dé un paseo por nuestros sueños.

Los sueños eróticos, la mayoría de las veces, causan placer a quien los tiene. A veces, incluso viene acompañado de placer sexual y, en algunas ocasiones, acompañado de un orgasmo. Esto le sucede tanto a los hombres como a los mujeres.

En ningún caso debemos interpretar los sueños eróticos como algo amenazante. Ni mucho menos. A lo largo del día, el subconsciente va acumulando imágenes que vemos, imaginamos, deseamos o añoramos. A estas imágenes captadas hemos de sumarle las añadidas por nuestra imaginación. En ocasiones, este maremagnum de imágenes, unidas a las sensaciones que nos producen, cobran vida propia en nuestro cerebro. Así es como se producen los sueños.

También es bueno que sepamos que los sueños eróticos, en absoluto, se rigen por las normas de la realidad. No son más que producto de nuestro subconsciente. Además, se producen en el momento en que nuestro cerebro está en modo  de mínimo consumo. Por ello, cuando no son de nuestro agrado, no podemos culparnos por su contenido.

Son muchas las teorías que dan explicación a un buen número de sueños eróticos. En cualquier caso, hemos de saber que ninguna de ellas está fundamentada en ninguna base científica fiable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.