Hablemos de fisting

Fisting
El fisting es una práctica sexual no muy conocida. Sus orígenes están el el sadomasoquismo. Sin duda, se trata de una actividad que tienen un alto componente erótico. Quizás por ello tenga una alta aceptación entre las personas que se acercan a ella. Sin embargo, esta práctica implica poner en marcha una serie de cuidados si queremos llevarla a cabo con total seguridad.

Antes de nada, por si hubiera algún despistado, vamos a explicar brevemente en que consiste el fisting. Se trata de la práctica sexual que pasa por la consecución de placer sexual por la introducción de la mano o el brazo en la vagina y/o en el ano. Variantes hay toas las que nos podamos imaginar. Siempre con los componenetes citados presentes. Por supuesto.

Sin duda, la presencia del fisting en las películas porno ha logrado una gran difusión. El público objeto de este tipo de cine porno es, siobre todo, personas que buscan opciones para conseguir un sexo más fuerte. Se da con la misma frecuencia en relaciones heterosexuales como homosexuales.

Al tratarse de una práctica sexual en la que se ha de conseguir una dilatación extrema en los tejidos de la vagina y/o del ano, requiere una serie de cuidados especiales. Es cierto que algunas parejas prefieren alternar la penetración manual con la convencional. Sin embargo, puede que en los últimos tiempos, esta técnica haya sido algo desplazada debido a la aparición de algunos juguetes sexuales que pudieran cumplir con esa función.

En cualquier caso, vamos a dar una serie de recomendaciones para practicar el fisting con total seguridad:
  • En ningún caso se ha de practicar desde el comienzo. Siempre, ha de realizarse cuando  los cuerpos ya estén preparados para ello.
  • Bajo ninguna excusa hay que practicarlo de forma violenta.
  • Ante la aparición de dolor, o o en caso de que no resulte placentero, se debe recurrir cuanto antes a otra variante sexual.
  • Hay que recordar que los movimientos lentos rotacionales son de gran  ayuda  para la penetración.
  • No olvidar, en ningúbn caso, el uso de preservativo si hubiere coito después de realizar esta práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *