La lactancia erótica

Lactancia erótica

Llamamos comunmente lactancia erótica a la parafilia que esta relacionada con el deso de beber leche de los pechos de una mujer en época de lactancia. Como sabemos, los senos, de forma muy especial los pezones, son una zona erógena. La estimulación de ellos son tremendamente reconfortables a nivel sexual tanto para quien recibe la estimulación como para quien la produce. Los pechos son objeto de todo tipo de parafilias. Una de ellas es la de mamar de ellos para obtener su leche. Curioso, ¿no?

Son muchas las teorías evolutivas que hablan de los pechos de la mujer. Sin embargo, a ciencia cierta, no tenemos una explicación a su forma. Los pechos de la mujer, a diferencia de la de otros mamíferos, quedan inflados permanentemente y no solo en epoca de lactancia materna.  Una de las teorías evolutivas sostiene que de esta manera sirven como apoyo de la cabeza del bebé para evitar la asfixia. Incluso hay quien cree que se trata de un error evolutivo.

La galactorreoa es el flujo no intencional de leche a través de los pezones. A veces es causada por la estimulación del pezón. Es posible, a través de la estimulación, conseguir una producción normal de leche, succionando la mama convenientemente. Sin duda, esta práctica es un auténtico placer para los practicantes de la lactancia erótica. Así lo creemos.

En algunos casos, las mujeres llegan a perder la capacidad par la ecitación sexual mientras dan de mamar. En estos casos, no suelen disfrutar con esta práctica sexual, como parece lógico. La preocupación por algún motivo y, incluso, el dolor físico de la propia extracción lactea pueden estar detrás de esta animadversión a la lactancia erótica.

Es innegable la atracción erótica que suelen provocar unos pezones erectos. Especialmente en periodo de lactancia. En esta época llegan a cuadriplicar su tamaño y su turgencia. Por eso  no resulta extraño que cualquiera pueda comenzar por ahí. Aún sin, ni siquiera, tener intención, a priori, de mamar de aquel pecho. De este primer acercamiento hacia el pecho a punto de reventar a la succión de la leche hay un breve camino. La lactancia erótica es, practicamente, una consecuencia lógica de la atracción del hombre por los pechos de la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *