El entrenamiento del suelo pélvico en los hombres

Entrenamiento del suelo pélvico

El hombre también puede entrenar el suelo pélvico. SLos hombres, de la misma forma que las mujeres, pueden realizar entrenamiento destinado a fortalecer el suelo pélvico. Algunos expertos en esta materia nos explican que siempre merece la pena ejercitar esta zona. En determinados pacientes, incluso, puede mejorar de forma muy significativa su calidad de vida. Ejercitar el suelo pélvico mejora, sin ninguna duda, la calidad de nuestras relaciones sexuales.

En los hombres que padecen o han padecido algún tipo de patología pélvica, este tipo de entrenamiento está especialmente indicado. Aquellas personas que van a operarse, o ya lo han hecho, de próstata, recto o colon, por ejemplo, está especialmente indicados a realizar este tipo de entrenamiento pélvico. Pero no solo son ellos los destinatarios de este tipo de práctica. El entrenamiento del suelo pélvico es adecuado para la mejora de la vida sexual de cualquier persona.

En ocasiones se oye decir que el suelo pélvico masculino tiene una fortaleza mayor que el femenino. En ningún caso esto tiene porque ser cierto. El tono muscular del suelo pélvico es diferente en cada persona, independientemente del sexo. En realidad, la tonicidad muscular del suelo pélvico está relacionado con determinados factores de riesgo y no con el sexo.

El sobrepeso o la obesidad, así como la edad, el  estreñimiento o la tos crónica son algunos de los factores de riesgo comunes para que se produzca un debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico. Estos factores de riesgo se dan tanto en hombres como en mujeres.

Los hombres tienen asociado un factor de riesgo que tiene que ver con la cirugía prostática. Este factor es, por otro lado, el principal causante de la incontinencia urinaria. Sin embargo, es cierto que las nuevas tecnologías, así como la mayor experiencia en este tipo de tratamientos, hace que este tipo de secuelas hayan disminuido de una forma muy significativa.

Los ejercicios de Kegel ayudan a hacer más fuerte el suelo pélvico y son los más indicados para realizar el trabajo que contribuye al fortalecimiento muscular de esta zona.

Los ejercicios consisten, básicamente, en la realización de contracciones repetidas de los músculos pélvicos. Se pueden realizar desde la zona del esfínter hasta la zona anal. En ellos se ha de experimentar sensación de oclusión. También la elevación de las estructuras musculares hacia el interior de la pelvis. Estos ejercicios no se deben practicar mientras se está orinando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.