¿Por qué han de existir los vibradores?

Vibradores

¿Por qué han de existir los vibradores? Es una pregunta que, probablemtne, nos hayamos hecho todos en algún momento. El recorrido es estos jueguetes eróticos ha sido de gran espector. Aparecieron como una solución terapeútica para tratar a las muejres «histéricas». Más adelante pasaro a denominarse masajeadores, de forma eufemística. A día de hoy son un objeto perfectamente integrado en la vida sexual de un gran número de personas que con total normalidad disfrutan de las prestaciones que ofrecen los vibradores.

El negocio mundial de juguetes eróticos alcanza una cifra cercana a los 15 millones de euros al año. Se estima que el 20% de esta cifra se dedica a la compra de vibradores. La importancia, pues, de este objeto sexual en el volumen de negocios es muy significativa. También en cuanto a las preferencias de los usuarios de este tipo de complemento sexual.

A partir de los 20 años de edad, el 50% de las mujeres comienza a utilizar los vibradores. Más del 10% del total lo llega a utilizar, al menos, una vez a la semana. Para que nos hagamos una idea de la evolución, basta con que sepamos que en la década de los 70 solo el 1% de las mujeres los utilizaban. Ahora, todo eso pasó y neustra realidad es otra muy distinta.

Los vibradores son juguetes sexuales para todos. No se limitan, ni mucho menos, a personas solitarias. Esto no es más que un viejo prejuicio nada fundado del pasado. De hecho, son utilizados en solitario y en pareja. De hecho, casi el 80% de las mujeres que cuentan con uno de estos juguetes tienen pareja y lo utilizan con ella. Las cifras en cuanto a hombres es bastante parecida.

Los vibradores sirven para mejorar la vida sexual de las personas. No se trata de un objeto que se utilice para sustitur alguna carencia en la cama. Al contrario, se usan para completar las cosas que ya se tienen. Un dato que avala esta afirmación es que más del 80% de las personas que utilizan vibradores de forma habitual obtienen mayores niveles de excitación que quienes no los usan. Si no lo has probado, estás a tiempo de hacerlo cuanto antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.