La sexualidad en la edad adulta

Si hablamos de la sexualidad de una persona en la edad adulta, podemos dividir este periodo en varias etapas. La primera etapa de las que trataremos es la que abarca desde los 20 a los 30 años de edad. La segunda etapa es la que transcurre entre los 30 y los 40. Por supuesto que más allá de los 40 también existe una vida sexual. en muchos casos, además, más activa y satisfactoria que las anteriores. Sin embargo, vamos a detenernos en estas dos décadas, por lo significativo de las cosas que en ellas suelen acaecer.

La primera de las etapas de la edad adulta que nos ocupan va desde los 20 hasta los 30 años de edad. Durante estos años, la persona sufre un gran número de cambios a todos los niveles. A nivel social También a nivel madurativo. A nivel psicológico. Y, por supuesto, a nivel sexual. Durante esta etapa de la vida se suelen tomar decisiones que marcarán lo que será el resto de neustra vida. Desde el modelo de vida, hasta nuestro trabajo, nuestra forma de establecer o no una familia e, incluso, nuestras responsabiliades.

En lo sexual estamos en el tiempo de experimentar, de conocer cosas nuevas. En fin, de buscar nuestra propia expresión sexual. Aún conviven en nosotros las preocupaciones adolescentes relacionadas con la destreza sexual de nuestras artes amatorias. Al igual que en esta época se moldean todas nuestras conductas posteriores, lo mismo sucede con las conductas sexuales.

Es en la segunda etapa de la edad adulta, la que va de los 30 a los 40 años de edad, en la que se deben culminar los aspectos fundamentales del desarrollo de un individuo. Desde la orientación de nuestra forma de dirigir el deseo sexual hasta nuestro estilo de vida. Desde nuestra forma de vida a nivel social hasta nuestro nivel de estabilidad laboral. Por norma general, es en este periodo donde ya quedan establecidos estos modelos.

La respercusión que todos estos aspectos tienen a nivel emocional es incuestionable. e eso no hay ninguna duda. Pero también a nivel de comportamiento social, psicológico o sexual. De hecho, de todos estos componentes nacen el entramado del que se origina la conducta sexual de cualqueir individuo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.