Mujeres clitorianas

Mujeres clitorianas

Las mujeres son clitorianas por naturaleza. Ellas tienen al suerte de contar con el único órgano del cuerpo humano diseñado de forma exclusiva para el placer. Y eso es una suerte, la verdad. Normalmente solemos hablar de orgasmo vaginal, cuando se llega a él a través de la estimulación de la vagina. Por ejejmplo, con la introducción del pene. También hablamos de orgasmo clitoriano cuando el orgasmo es alcanzado a través de la estimulación de clítoris.

En el pasado había una tendencia que ahora vemos un tanto extraña. Muchas mujeres se quejaban de no ser capaces de alcanzar el orgasmo con la penetración. En cambio, sí que lo alcanzaban con la estimulación del clitóris. Se decalraban, pues, clitorianas. Lo extraño es que lo hacían con pesar. Como expresando una limitación. Cuando en absoluto es así.

En realidad, el orgasmo no vienen ni del clítoris ni de la vagina. El orgasmo viene desde el cerebro. Directamente. El cerebro recibe un estímiulo de carácter erótico. Normalmente este estímulo viene de alguna parte erógena y con una intensidad y duración que pone en marcha los mecanismos. Los estímulos recibidos provocan la reacción física de excitación sexual. La zona afectada se muestra especialmente sensible según las instrucciones del cerebro haciendo que el estímulo sea aún más intenso.

Entonces es cuando aparece la denominada fase de meseta. Es la parte de la respeusta sexual previa al orgasmo. En ella las sensaciones comienzan a sentirse de una forma más y más intensa. El final, cuando se alcanza esta fase, suele ser inevitable. Cuando se produce un bloqueo en esta fase lo llamamos anorgasmia. Si sucede, el orgasmo no es posible.

Entonces, el orgasmo lo provoca el orgasmo pero el estímulo puede venir de diferentes zonas. Hay que recordar que no es necesario que la zona estimulada sea la genital. muchas mujeres tienen orgasmos en sueños sin haberse tocado ni un pelo. Pero, en realidad, casi siempre la estimulación es genital. la diferenciación, pues, no tienen que ver con la procedencia del orgasmo sino con la procedencia de los estímulos que ponen en marcha el mecanismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.