Usar juguetes eróticos en pareja

Juguetes sexuales en pareja

Usar juguetes eróticos en pareja es algo que se ha planteado casi todo el mundo. ¿A que tú lo has hecho? No resulta raro que se nos presenten dudas sobre si hacerlo o no. Lo primero que pensamos es qué pensarán de nosotros si lo proponemos. La timidez. No solemos estar muy acostumbrados a recibir negativas y críticas por parte de nuestra pareja sexual y ponernos en una situación en la que podeamos recibirlas nos suele cortar bastante. De modo, que usar juguetes eróticos en pareja nos provoca ciertas dudas.

A estas alturas de la película, casi cualquier persona ha utilizado algunos juguetes eróticos a lo largo de su vida. Es algo que resulta bastante sencillo. Además, el acceso a ellos es cada vez más sencillo. Si hacemos un uso correcto de ello es algo muy agradecido y bastante inocuo. Por contra, los beneficios que nos presenta este uso son muchos. Evidentemente, en primer lugar, a nivel de disfrute sexual y de conocimiento del propio cuerpo. Pero también a niveles de autoconfianza. Por supuesto, también de felicidad y salud.

Dado que los beneficios del uso de los juguetes eróticos a nivel individual son tantos, parece lógico pensar que, a nivel de pareja, la cosa no puede más que mejorar. ¿No es así? Pues no siempre. Resulta que no todas las personas tenemos los mismos gustos ni las mismas tendencias en materia sexual, por lo que introducir determinados elementos que a nosotros nos agradan a nivel de disfrute de pareja puede ser mala idea si nos producen el mismo efecto en la otra persona.

Por lo tanto, lo primero que debemos hacer para introducir los juguetes sexuales en nuestra relación de pareja es algo que debe resultar obvio: hablar con nuestra pareja. A algunas personas les puede parecer que la otra persona puede molestarse si lo hacemos. Sin embargo, lo mejor que podemos hacer, sin duda, es hablar abiertamente con nuestra pareja de las cosas que nos preocupan.

Si hablamos de esta manera las cosas, es cuestión de tiempo encontrar la forma para que introducir en nuestros encuentros sexuales juguetes eróticos sea algo factible. Se trata de elegir la forma y el instante adecuados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *