La conducta sexual en hombres y mujeres

Conducta sexual

La conducta sexual, en hombres y mujeres, depende de la corteza cerebral. Sin embargo, es la médula espinal la que se encarga de coordinar la respuesta sexual. Lo hace a partir de la información sensorial que recibe. Esta es proviniente de los genitales, especialmente. Es de esta manera como se genera la actividad que mediatiza la respuesta sexual. Sucede igual tanto en hombres como en mujeres.

Tanto el clítoris, en el caso de la mujer, como el glande, en el caso del hombre, se encuentran enervados de una manera muy densa por una serie de mecanorreceptores. Cuando se estimulan estos órganos correctamente es cuando se produce la erección. Tanto el pene como el clítoris son órganos eréctiles. Como todos sabemos. Y esa erección es la respuesta sexual a una estimulación adecuada.

Cuando se produce el estímulo, tanto los mecanorreceptores del pene como del clítoris se encargan de enviar sis axones con destino hasta la raíz dorsal de la médula espinal. Una vez llegan al cuerno dorsal de la médula ósea, proyectan las columnas dorsales hacia el encéfalo.

Son los acones del sistema nervioso parasimpático los que se encargan de controlar la erección. Tanto en el caso del pene como en el caso del clítoris. Ya sabemos que el aumento de tamaño en la erección de pene y clítoris es algo que depende de la cantidad del flujo sanguíneo. Durante el transcurso de la actividad sexual, el sistema parasimpático también se encarga de liberar una serie de sustancias directamente a los tejidos eréctiles. Así facilita la erección.

En definitiva, podemos concluir que, si bien es totalmente cierto que existen diferencias entre la respuesta sexual de hombres y mujeres, no es menos cierto que las similitudes en en la conducta sexual de ambos son muy numerosas. Como lo lees.

Nunca debemos olvidar que las diferencias a todos los niveles entre dos personas son muchas. Por supuesto, a nivel sexual, también sucede así. faltaría más. Es más, estas diferencias pueden existir también, y de hecho lo hacen, entre la misma persona en dos circunstancias diferentes o en dos momentos distintos de la vida. Lo que hace inevitable que no existan dos conductas sexuales idénticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *