El sexo y el verano

Sexo y verano

El sexo y el verano se llevan bien. Eso lo sabemos todos. En realidad, hay pocas cosas que se lleven mal con el sexo. Desde luego,  el buen tiempo no es una de ellas. Sabemos que todo lo relacionado con el sexo conlleva una explicación científica. No hemos de olvidar que el sexo está basado, básicamente en una colección de reacciones químicas que se producen dentro de nosotros. Y si algo hace destacar al verano es que existen más horas de sol. El sol, por su parte, procede a activar la llamada hormona del placer, que no es otra que la oxitocina, cuando actúa sobre las células de nuestra piel. Así que la relación resulta evidente.

La luz desprendida por el sol que llega a nuestra piel estimula la hipófisis. Esta, procede a la liberación de otra hormona sexual. En este caso, se trata de la testosterona que se encarga de mejorar la virilidad y, por ejemplo, de mejorar la calidad de las erecciones masculonas. De esta manera, aumenta el deseo sexual. Pero no todo acaba ahí. Ni mucho menos. En verano, además, sudamos más de lo normal. De esta manera liberamos las feromonas. Lo que nos convierte en una especia de reclamo sexual andante y primitivo.

Además, hombres y mujeres aligeran sus ropas. Lo que deja a la vista más cantidad de piel por centímetro cuadrado. Sin duda, los estímulos visuales forman una parte importante de nuestra capacidad de excitación. Si a esto le sumamos todo lo anterior, el resultado es bastante obvio.
Bien, pues la teoría ya la tenemos clara. El verano este año ha tardado en llegar pero ya ha llegado hasta nosotros y se ha instalado con sus altísimas temperaturas. Ahora todo está en nuetra mano. Cojamos las herramientas y pongámonos a disfrutar de un intenso y sexual verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.