La polución nocturna

Polución nocturna
La polución nocturna es un fenómeno que no solo se da en la adolescencia. Obviamente, es en este periodo de la vida de una persona cuando comienzan a producirse. Sin embargo, pueden prolongarse durante toda la vida adulta. Es posible que no se produzcan de forma regular pero, de manera esporádica se dé alguna polución nocturna.

La polución nocturna no es más que una eyaculación que se produce durante el sueño de una forma totalmente involuntaria. Se trata de un fenómeno que no es extraño, ni mucho menos. En la mayoría de las ocasiones, ni siquiera se nota cuando se produce la eyaculación. Lo más habitual es que el afectado se entere al despertar a la mañana siguiente.
A diferencia de una eyaculación normal, en la polución nocturna se expulsa una cantidad de esperma mucho menor. Además, la fuerza de expulsión tambien resulta mucho más pequeña. No debemos de olvidar que tanto en la masturbación como en el coito son las contracciones del aparato sexual masculino las que hacen que se alcance el orgasmo. En este caso no sucede así.
En realidad, la polución nocturna no es más que un mecanismo con el que cuenta el organismo de los hombres para eliminar el semen sobrante. Desde que un hombre empieza a producir testosterona, comienza la producción de espermatozoides que, a diario, se van acumulando. Si de una forma natural, a través de las relaciones sexuales, no se expulsan, el organismo utiliza sus propios mecanismos para hacerlo. Es un método muy sencillo y eficaz. Se produce solamente cuando es necesario.
Es habitual que, en ocasiones, la polución nocturna venga acompañada de algún tipo de sueño de caracter erótico o sexual. En realidad, la polución no es consecuencia de la naturaleza sexual del sueño. Más bien funciona al revés. El organismo va a expulsar el semen que le sobra y el cerebro necesita situar en su contexto esa situación. Por eso se encarga de fabricar un sueño que justifique esta acción. Resulta realmente curioso, ¿no es así? En realidad se produce con otro tipo de acciones biológicas y no se limita a la que nos ocupa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.