Vestirme de mujer: mi secreto

Vestirme de mujer

Muchos hombres se visten de mujer en la intimidad. Se trata de un tema tabú, a nivel social, por la educación que, en general, hemos recibido. Sin embargo, es una práctica más común de lo que podemos alcanzar a imaginar. Al contrario de lo que podemos pensar, no es un asunto que se limite a personas homosexuales. Ni mucho menos. Muchos hombres heterosexuales disfrutan vistiéndose de mujer. Estamos ante una práctica muy común que se da en todas las profesiones y en todas las clases sociales. De hecho, una característica que se da muy frecuentemente es que es un comportamiento que se suele dar en hombres casados, o que viven en pareja, y con hijos.

Lo primero que hemos de saber es que el hecho de vestirse de mjer y disfrutar con ello no supone ningún problema en la identidad sexual de quien lo lleva a cabo. Ni mucho menos. En general, se trata de una vía de escape para dejar salir la feminidad que todo varón lleva dentro. Se da muy frecuéntemente el hecho de o recordar qué es lo que llevó a hacerlo por primera vez. En ocasiones se tratará de un simple fetiche y en otras de una fantasía sexual. Son muchas las causas que pueden llevar a esta práctica.

La represión no suele ser recomendable a ningún nivel. Especialmente la represión de algo que es intrínseco a nosotros mismos, como nuestra propia feminidad. Hacerlo no nos lleva más que a sentir frustración. Son muchos los hombres que aunque ocultan que lo hacen no dejan de hacerlo en la intimidad. El miedo a la presión social, sin duda, es el origen de este comportamiento.

El miedo a la reacción de la pareja es una de las causas mas frecuentes de la ocultación de esta práctica. En general, como en cualquier otro tipo de situación relacionada con el sexo y la pareja, resulta muy conveniente hablar con libertad, sin miedos y de una forma abierta con la persona que comparte nuestra vida. Cuando esto sucede, lo más habitual es que se muestren comprensivas ante nuestra afición secreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.