Diferencias en el sexo entre hombres y mujeres

Diferencias en el sexo

Que existen diferencias en el sexo entre hombres y mujeres es algo que, a estas alturas, no debería escapársele a nadie. Al menos, eso pensamos nosotros. Muchas mujeres se quejan de que los hombres no las acarician lo suficiente. Muchos hombres, en cambio, afirman que la frecuencia sexual de su pareja es menor que la suya. Por supuesto, esto no es generalizable. Simplemente se trata de un ejemplo. Sin embargo, lo que sí se puede generalizar es que las diferencias en el sexo existen.

El erotismo femenino suele estar repartido por el cuerpo de la mujer. Por todo él. Podíamos decir que está extendido a lo largo de toda la piel. Por otro lado, la sexualidad genital de las mujeres es menor que la de los hombres. Sin duda, esta es una de las principales diferencias con el sexo de los varones. El varón concentra más sexualidad en su genitales. Las mujeres, al contrario, la descentralizan de los genitales y la extienden a lo largo del cuerpo.

No olvidemos que, en este caso, como en cualquier otro relacionado con la sexualidad, cada persona es un mundo. No todos somos iguales. Por lo tanto, la generalización no resulta acertada. En absoluto. Por supuesto que existen mujeres que han dotado de mucha erotización a su vulba y hombres que no han hecho lo propio con su pene. También existen hombres que han repartido su capacidad sexual por todo el cuerpo y mujeres que no lo han hecho. Por supuesto. Por lo tanto, no debemos tomarnos esto como algo general sino como lo que sucede con mayor frecuencia.

En cualquier caso, lo más inteligente es buscar puntos de encuentro. Lugares en los que ambas partes, hombre y mujer, nos encontremos cómodos. Una buena idea para los hombres es utilizar las caricias como un aprendizaje del disfrute. No como un punto necesario para poder llegar al coito. Para las mujeres, aprender a dotar de la importancia que merece en su sensualidad a su vagina también es una buena idea. Ambas cosas son una manera de alcanzar puntos de acuerdo en los que ambas partes se sientan cómodas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *