El consentimiento en el sexo

El consentimiento en el sexo grupal

Hoy hablaremos del consentimiento en el sexo. Algo imprescindible para un sexo sano. El lenguaje habitual está plagado de cosas que se dan por supuestas. En el sexo sucede con mucha frecuencia. Pongamos un ejemplo: se suele suponer, viendo la forma en que la mayoría de la gente habla sobre el consentimiento sexual, que el sexo es, exclusivamente, una actividad de dos personas. Si bien es cierto que el sexo suele ocurrir en parejas, definitivamente no se trata de la única opción posible. ni mucho menos. A veces, las personas tienen tríos. O participan en orgías. O en otro tipos de  encuentros grupales. Entonces, ¿cómo funciona el consentimiento cuando tienes más de dos personas involucradas?
Resulta algo obvio que los desafíos  que plantean los escenarios de sexo grupal cuando se trata del consentimiento sexual son únicos. Por ejemplo, el estado de sobrecarga sensorial que ocurre durante una orgía puede interrumpir los procesos cognitivos que, de otra manera, serían necesarios para darse cuenta de que se está produciendo una emergencia.

Al mismo tiempo, también hemos de garantizar que todo sea seguro y consensuado en un encuentro grupal. Sin duda, es algo imprescindible. Esto incluye comenzar con una investigación de antecedentes. Puede que , quizás, también con alguna observación. Antes de nada, es preciso negociar las reglas del encuentro. Establecer los límites de antemano con el resto de participantes. Tal vez, incluso, pensar en establecer una palabra de seguridad, de la misma manera que que hacen los practicantes de BDSM a menudo, para indicar cuándo se revoca el consentimiento que se había otorgado. Este extremo podría ser fundamental.

Sin duda, se trata de un asunto algo complicado. En realidad, muy complicado. Regular acuerdos entre dos personas ya resulta dificil. Hacerlo entre más personas puede ser, lógicamente, algo más complicado aún. Y más, hacerlo en un ambiente liberal y con la libido subida a límites extraordinarios. Sin embargo, ahora que estamos empezando a darle la importancia que merece al asunto del consentimiento explícito, hemos de tener en cuenta también estas circunstancias. Que se practique sexo en grupo no debe dejar espacio para la desprotección. Ni mucho menos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.