La obesidad y el sexo

La obesidad y el sexo

Todos intuímos que la obesidad no es algo que le venga bien al sexo. Intuitivamente, pensamos que es así. De hecho, nos vemos menos atractivos cuando estamos obesos. Pensamos que los demás también lo hacen. Y, probablemente, sea cierto. Cuando nos pasamos uns kilos nos encontramos peor físicamente. Ni que decir tiene que cuando llegamos a la obesidad, la cosa empeora sensiblemente. Así que todo parece indicar que el sexo es peor cuando estamos ante una situación de obesidad.

Sin embargo, ahí no acaba todo. Además, la obesidad también es un problema para la salud. Cuando nos pasamos de peso aparecen los probelams respiratorios, cardíacos o, incluso, diabetes. Además, este tipo de enfermedades pueden llegara hacerse crónicas si no ponemos remedo cuanto antes.

Pues sí, como sospechábamos, la obesidad es malísima para el sexo. En primer lugar, lo es para nuestra salud. Por supuesto. Pero también en este punto, el sexo tiene relación. Si como consecuencia de un problema de seobrepeso excesivo dejamos de mantener relaciones sexuales, nuestra salud se deteriorará aún más. El sexo es fundamental para poder lllevar una vida sana. A nivel físico y mental.

Algunos estudios a este respecto se muestran concluyentes. Parece que las personas que sufren obesidad llegan a tener hasta 25 veces más problemas en cuestiones relacionadas con el sexo que las personas que mantienen un peso saludable. Increíble la cifra, ¿verdad?

Son muchas las áreas de la vida de una persona que se pueden ver adectadas por un sobrepeso excesivo. Por supuesto, la sexual es una de ellas. De hecho, tanto en hombres como en mujeres, pudiera llegar a darse una situación en la que la producción de testosterona se redujese. Cuando  esto sucede la libido también desciende. Hasta límites insospechados.

La salud es lo primero que debemos tener en cuenta. Por lo tanto, en cuanto aparecen los primeros síntomas de obesidad hemos de poner manos a la obra. Una alimentación sana y equilibrada resulta fundamental para volver  niveles normales de peso. Sin embargo, no es suficiente. La práctica regular de un ejercicio físico de intensidad moderada es el complemente ideal para una buena alimentación. En cualquier caso, ante este problema, ponerse en manos de un especialista siempre es una estupenda idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.