Sexo que ruboriza

El buen sexo ruboriza

El sexo, si es bueno, ruboriza. Saca los colores a cualquiera. Pero no se trata de una metáfora. En absoluto. Estamos ante una situaicón que se da realmente cuando se mantiene sexo de calidad. Y, como no podía ser de otra manera, responde a una cuestión química. Como dijo alguien: “el amor es física y química”.  La física, en este caso, la pone el sexo. La química, la oxitocina. Efectimamente, la producción de esta sustancia química por el cerebro es la que se responsabilida del rubor sexual cuando se mantien sexo. El buen sexo, no lo olvides, ruboriza

Y es que el sexo es  bueno para cualquiera de muchas maneras. Es realmente curativo. Y no solo emocionalmente, sino también físicamente. Esta es una de las razones por las que debemos tener una actividad sexual regular. Porque se suma a la salud y al bienestar general. Cuando se tienen relaciones sexuales satisfactorias, seo del que ruboriza, el cuerpo establece  un camino para equilibrar las hormonas. Al final, esto se traduce en sensación de felicidad.  La oxitocina es una hormona clave en el sexo que conduce a la curación emocional y física.

La  oxitocina, también conocida como la “hormona del abrazo”, es especialmente activa en la actividad sexual, tanto en hombres como en mujeres. Para los hombres, la oxitocina facilita las buenas erecciones. Tanto para hombres como para mujeres, promueve un sentimiento de conexión y confianza. La oxitocina ayuda a las personas a sentirse más estrechamente vinculadas con aquellas personas importantes para ellos en sus vidas. Incluso a ser más generosas con las personas que les rodean. Es una de las formas importantes en que la actividad sexual puede promover la curación emocional. Como puedes comprobar, la oxitocina no solo ruboriza.

Una de las cosas más asombrosas de la oxitocina son sus efectos positivos en las células y tejidos de su cuerpo. El aumento de los niveles de oxitocina mejoran la calidad y la función del tejido muscular. La oxitocina también ayuda a mejorar la cicatrización de heridas al afinar el sistema inmunológico. La oxitocina se incrementa por contacto piel con piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *