Bisexualidad: más opciones.

Bisexualidad

A menudo se ha definido la bisexualidad cono la atracciónd e caracter sexualidad emocional y/o romántica hacia personas del mismo o diferente género al nuestro. Por supuesto que la bisexualidad es un concepto utilizado en el contexto de la sexualidad humano. Concretamente en la intención de explicar atracciones, despecialmetne de caracter sexual, hacia personas del mismo o diferente sexo.

La bisexualidad es una opción sexual más. Generalmente, solemos hablar de ella como una de las tres principales opciones sexuales del ser humano. La terna se completaría con la heterosexualidad y la homosexualidad. En cualquier caso, hay que aclarar que no se trata de las únicas opciones. Ni mucho menos. Un ejemplo claro de este punto es el hecho de que existan personas con una preferencia marcada hace un sexo pero no exclusiva. Se trata de una opción muy presente en la sociedad.

En ocasiones sucede que la atracción, el comportamiento y la identidad sexual no resultan ir en la misma dirección. Esta incongruencia se suele dar cuando al atracción sexual no se corresponde con la identidad sexual. Generalmente suele suceder que estas dos variables son coincidentes. Sin embargo, hay ocasiones en las que no coinciden. La clasificación de heterosexuales, homosexuales y bisexuales, pues, resulta insuficiente. De hecho, podríamos decir que claramente insuficiente.

Resulta ampliamente extendida una creencia que afirma que la bisexualidad no existe. Generalmente, esta teoría viene defendida desde dos puntos de vista claramente diferenciados. Los heterosexistas defienden que la atracción sexual solo puede provenir del sexo contrario. Los monosexistas defienden que, aunque una persona mantenga relaciones sexuales con personas de ambos sexos, habrá de sentirse atraída más por un sexo determinado. Sin embargo, ambas posiciones no son más que posturas sin ninguna base científica y condicionadas por todo tipo de prejucios.

A nivel científico, sin embargo, no existen estudios que puedan determinar claramente qué factores influyen en la realidad sexual de un individuo. No sabemos determinar con excactitud qué factores nos convierten en heterosexuales, homosexuales o bisexuales. Sin embargo, sí que se sabe que algunos factores sociales y culturales suelen ser determinantes a la hora de reprimir aquellas realidades sexuales diferentes de las socialmente establecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.