El after sex

After sex

Como deberíamos saber, el after sex  es algo realmente importante. Mucho más  de los que  solemos pensar. Si no fuese así, no hubiese nacido esta nueva expresión para aumentar nuestro vocabulario sexual.  Y es que lo mejor de nosotros puede salir a relucir cuando acaba una sesión sexual. Puede que la mayoría de hombres se duerman cuando acaban el sexo. También es posible que la mayoría de las mujeres comiencen a hablar sin parar. En realidad, eel after sex es, exactamente, eso. Lo que hacemos cuando acabamos una sesión sexual.

Y lo que debemos hacer es liberarnos totalmente. Lo mejor, sin duda, es dejarnos llevar y comportarnos tal cual somos. No tratemos de aparentar ser lo que no somos. No tratemos de fingir ser lo que no queremos ser. La mejor manera de enfrentarnos al after sex es, precisamente, ser nosotros mismos.

Cuando acabamos de finalizar una sesión de sexo, nos aparece, de una manera súbita, un delicioso estado de relajación que no deberíamos dejar pasar. Es la ocasión perfecta para aprovecharlo y hacernos ver tal y como somos realmente. El after sex debe ser una actividad que nos salve de las apariencias para dejar nuestro verdadero yo a la vista. Para que tanto nosotros como nuestra pareja disfrute de él.

La higiene, por supuesto, esl un asunto importante. Más aún en todo lo relacionado con el sexo. Sin embargo, esto no es excusa para irnos, según hemos acabado con el sexo, directos a la ducha. Ni mucho menos. Se trata, al contrario, de dejar que el tiempo se pare durante un instante y disfrutar del silencio. Disfrutar de la inactividad. Al fin y al cabo, disfrutar de la relajación que el sexo nos procura. El after sex debe ser un buen momento para nosotros y nuestra pareja, no el momento de la ducha.

Cualquier tipo de actividad que nos sirva para relajarnos y dsifrutar de esa relajación con nuestra pareja, justo en los momentos posteriores al encuentro sexual, es buena para una sesión de after sex. Como hemos dicho en otras ocasiones, cada pareja es un mundo y las cosas qeu pueden gustar a unos no tienen por qué gustarles a otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.