El semen: algunas curiosidades

El semen

El semen, aparte de su función principal, realiza un buen número de aportaciones a nuestra vida. Por supuesto, como elemento más del juego sexual. Todos lo hemos utilizado en ocasiones, prácticamente, como un juguetes sexual más. Pero también como una potente fuente de energía. En este sentido, por ejemplo, es capaz de mejorar sensiblemente las pieles seas, entre otras importantes propiedaes. Hoy vamos a enumerar algunas curiosidades sobre el semen que puede que no resulten tan conocidas.

Una eyaculación, en promedio, expulsa entre los dos y cuatro milímetros de semen. El máximo semen que puede llegar a explusar una persona no excede de los seis milímetros y siempre que se haya tenido un periodo de abstinencia superior a los tres días. Otro factor que puede influir en la cantidad de semen eyaculado es el nivel de excitación sexual en el momento de la eyaculación.

El semen almacenado que no se expulsa mediante las relaciones sexuales es eliminado por el propio cuerpo. Cuando el periodo de abstinencia es demasiado grande, el organismo lo detecta y procede a eyacular durante el sueño, sin estimulación sexual. A este fenómeno se le conoce como polución nocturna.

Sabemos que toma su color de las flavinas que provienen de la vesícua seminal. Como sabemos, el color natural de este fluído es blanquecino o ligeramente amarillento. Si, en ocasiones, lo vemos en un tono anaranjado es posible que contenga una pequeña parte de sangre. En este caso suele ser evidencia de un trastorno urológico.

El semen cuenta con una alta capacidad para la solidificación. Esto es debido gracias a la alta presencia del fosfato de espermina en su composición, además de otro tipo de proteínas que guardan silimitud con el fibrinógeno. La aparición de algún tipo de grumo no tienen por qué denotar nungún tipo de problema al respecto.

Son muchos los  factores que influyen en el olor y el sabor del semen. La alimentación, por supuesto, es uno de los más determinantes. El hecho de estar tomando medicación también es bastante determinante. Otros factores como el tabaquismo o ls ingesta de alcohol también pueden serlo. Sin embargo, el asunto del olor y sabor del semen es algo bastante subjetivo. De manera que cada persona lo puede percibir de forma diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *