Insistimos: sexo seguro

Sexo seguro

El sexo seguro es la única opción posible. No hay otra posibilidad. Y, de cuando en cuando, nos gusta repetirlo en voz alta. Que el sexo es bueno es algo que, a estas alturas, ya todos conocemos. Son evidentes los beneficios que a nivel cardiovascular, otorga a neustro organismo. Además, se trata de algo determinante a la hora de prevenir determinadas enfermedades. El sexo causa beneficios para neustro cuerpo y para nuestra mente. No se puede pedir nada más. Sin embargo, para que todo esto funcione, además, se ha de tratar de sexo seguro. Nuestra única opción.

El sexo tiene importantes funciones para beneficiar a nuestro organismo. Por ejemplo, las sesiones de sexo frecuentes hacen que se fortalezca nuestro tono muscular. También acelera el ritmo cardiaco. En una sesión de 20 minutos se queman hasta 200 kilocalorías. Por supuesto que no es una sesión de gimnasio, ni mucho menos, pero ayuda en deshacerse de algo de grasa, cosa que nunca está de más. Al menos en la mayoría de los casos. El problema viene cuando no se trata de sexo seguro. Por eso hemos de hacer que no suceda. Simplemente. Así de sencillo.

El sexo seguro pasa, por supuesto, por alcanzarn el nivel de protección suficiente para mantener relaciones sexuales disfrutando de todo lo bueno que nos ofrece y descartando todo el riesgo que conlleva. Suena bien ¿no? Pues, además, resulta muy sencillo llevarlo a cabo.

El uso del preservativo resulta fundamental para convertir nuestras relaciones sexuales en seguras. No importa que se trate de una relación con una persona que acabamos de conocer o con una la que conocemos desde hace años. Cuando mantenemos relaciones sexuales con una persona es como si lo hiciéramos con todo su historial. Precisamente por eso es tan necesario el sexo seguro.

No hay método anticonceptivo tan efectivo como el preservativo. A la hora de prevenir embarazos no deseados, este método de barrera presenta un importante nivel de eficacia. Si observamos las precauciones de conservación, podemos confiar casi al completo de ellos. Pero no solo para evitar tener una descendencia no deseada, al menos en este momento.

También resulta muy eficaz para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Las famosas ETS son temidas por lo rápidamente que son capaces de contagiarse a través de las relaciones sexuales sin protección. El mero uso del preservativo lo evita. COnvirtiendo una relación de riesgo en sexo seguro. Sencillo, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.