Juego sexual de rol

Juego sexual de rol

¿Has practicado alguna vez un juego sexual de rol? Puede que sí lo hayas hecho aunque no lo sepas. Sin duda, es algo más frecuente de lo que crees. Se trata de una práctica sexual donde ambas partes consensúan la interpretación de un determinado papel. De esta manera, las parejas que realizan un juego sexual de rol evocan sus fantasías o establcen una relación en la que se establece un intercambio de poder. Este último caso se suele dar en algunos tipos de relaciones sexuales dentro del BDSM.

Los juegos sexuales de rol designa las posiciones dominantes en el encuentro sexual. Generalmente son las que establecen la situación de poder. Así podemos verlos presentes en la elección entre arriba y abajo o activo y pasivo. Por citar dos claros ejemplos.  En realidad, cualquier rol es capaz de ser utilizado en la base de una experiencia sexual. Pero es cierto que determinados escenarios son más comunes. Eso lo podemos ver claramente en la pornografía. Los roles enfermera y paciente son muy interpretados en el porno y se dan claramente en la vida real. Algo así sucede con los roles estudiante y profesor.

Son muchos los juegos sexuales de rol que se utilizan en un contexto de BDSM pero no se limitan a este ámbito. Ni mucho menos. La cesión de poder es la cuestión fundamental en este tipo de juegos. Por supuesto, además, del alto nivel de excitación sexual presente en la situación. En algunas situaciones, solo una parte asume un determinado rol. Cuando esto sucede, la otra parte se limita a mantener su propia identidad. En otras ocasiones son los dos los que participan activamente asumiendo diferentes roles.

La capacidad interpretativa es importante en este tipo de juegos sexuales de rol.  Cuando se realizan es necesario que los participantes se abstraigan de su propia personalidad para poder recrear otra totalmente ajena a ellos.  La imaginación es otro de los factores fundamentales en este tipo de encuentros sexuales. Por supuesto, como siempre sucede en este tipo de actividades sexuales, la falta de prejuicios también resulta determinante para que todo transcurra con éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.