La exploración de fetiches

La exploración de fetiches

La exploración de fetiches es una posibilidad sexual que no deberíamos descartar. A menudo, sucede que somos víctimas de las limitaciones que nosotros mismos nos imponemos. Una educación represiva o una sociedad no demasiado abierta pueden estar en el fondo de este asunto. El caso es que, a veces, nuestros propios prejuicios nos impiden disfrutar con total decisión del sexo. La sexualidad es algo inherente al ser humano. Como sabemos, somos seres sexuales y debemos disfrutar con nuestra sexualidad. La exploración de fetiches no es más que una manera más de acercarnos a estas posibilidades de placer.

Lo normal es que la gente lelve a cabo sus relaciones sexuales de todas las maneras posibles. Existe un sexo más alocado y otro más sereno. Un sexo más seguro y otro más exploratorio. Uno más pragmático y otro sexo más fantasioso. Las posibilidades son tantas como personas. Y dentro de esas posibilidades, por supuesto, también se encuentra la exploración de fetiches.

La difusión de determinados fetiches es amplia y, en general, su aceptación están bastante extendida. La presencia de cuero o látex en determinadas relaciones sexuales es algo que se ve con total naturalidad. El uso de largos y finos tacones, por ejemplo, también. Si algunas de estas prácticas incrementan el placer que determinadas personas reciben, ¿cuál es el problema?

Precisamente por eso resulta tan recomendable la exploración de fetiches. No nos referimos tanto a  los mas aceptados a nivel social como a aquellos que aún causan mayor sensación de rechazo en determinados ámbitos. Un fetiche, en absoluto, tiene por qué supoenr un problema ni mucho menos. Todo lo contrario, podemos interpretarlo como una oportunidad de hacer crecer a nuestra sexualidad.

Algunos de los fetiches más comunes y que no deberíamos tener problemas en intentar explorar pueden ser los relacionados con el sexo grupal. Por ejemplo, la realización de un trío. Esa vieja fantasía de la mayoría de los hombres y de un buen número de mujeres. El intercambio de parejas con personas de nuestro entorno también es un a opción. Por supuesto, el intercmbio con desconocidos en un pub liberal, por ejemplo, también está dentro de estas posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidad: Publicación de comentarios. Legitimación: Usted consiente el tratamiento de sus datos para las finalidades indicadas. Destinatarios: No tenemos previsto ceder sus datos a terceros, salvo por obligación legal. Plazos de conservación: Los datos proporcionados a través de este blog serán conservados mientras exista un interés mutuo. Derechos: Tiene derecho a acceso, rectificación, supresión, portabilidad y oposición, como se explica a continuación. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos como se explica en nuestra Política de Privacidad.