La seguridad en el sexo entre mujeres

Seguridad en el sexo entre mujeres

La seguridad en el sexo es fundamental. Sin ninguna duda. Todos hemos oído hablar de esto multitud de veces. Lo hemos integrado en nuestros hábitos sexuales y es algo completamente normalizado. Como no podía ser de otra manera. Sin embargo, cada vez que oímos referirnos a la seguridad en el sexo parece que todo se limita al sexo heterosexual o al sexo homosexual entre hombres. Sin embargo, es muy poco lo que se oye hablar de la seguridad en el sexo entre mujeres. Y es algo igual de necesario.

Es cierto que en los ultimos tiempos hemos avanzado mucho en materia de libertad sexual. La mayoría de las personas jóvenes no tienen inconveninente alguno en hablar de su propia sexualidad. Sea cual sea. La normalización de cualquier tipo de sexualidad está practicamente establcida. Sin embargo, hay algunos tabúes que parece que cuesta más romper. Uno de ellos es el de la seguridad en el sexo entre mujeres.

Es un hecho cierto que alguns enfermedades de transmisión sexual pueden contagiarse directamente por el contacto con las manos o los dedos. Innegablemtne, las relaciones sexuales entre mujeres están llenas de este tipo de contacto. También mediante la transmisión oral. Por supuesto. Y también esta práctica puede estar presente en una relación sexual entre mujeres. No debemos olvidar que la manipulación de juguetes sexuales sin preservativos también puede ser fuente de contagio y también esta práctica puede darse en el sexo entre mujeres.

El virus del papiloma humano, las clamidias, la vaginosis bacteriana y el herpes genital, además, por supuesto, del VIH, son las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes entre mujeres. A ellas hay que añadir otras que no son considereadas ETS, como la candidiasis, pero que también pueden transmitirse a través del contacto sexual.

Que el peligro existe, es un hecho. Por lo tanto, la necesidad de protegerse contra él, en las relaciones sexuales entre mujeres también es una necesidad. Aunque se hable poco de ello. Los métodos de barrera, en el caso de las mujeres, también son los más eficaces. La higiene, por supuesto, también resulta fundamental. El uso de preservativos y/o de guantes de latex e, incluso, el condón para el sexo oral son soluciones que ofrecen un nivel de protección muy alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *