El síndrome de excitación sexual persistente

Síndrome de excitacion sexual persistente
El  síndrome de excitación sexual persistente también es conocido como el trastorno de la excitación genital persistente. Tras estas dos largas expresiones se esconde una patología. Se trata de un malestar clínico que será en determinadas mujeres. Debido a un trastorno en la respuesta sexual, se genera, de una forma involuntaria, una situación de excitación sexual súbita que no se inicia por el deseo. El síndrome de excitación sexual, pues, puede llegar a ser un problema importante para quien lo sufre.

El síndrome de excitación sexual persistente produce en las mujeres que lo sufre una persistente excitación genital de forma recurrente. Esto sucede sin que exista ningún motivo. Dado que la respuesta sexual no está motivada por el deseo como está puede llegar a producirse en cualquier circunstancia. Todos podemos imaginar lo incómodo de la situación en determinados contextos.
Es importante no confundir el síndrome de excitación sexual persistente con la hipersexualidad. La conocida como adicción al sexo con lleva un desarrollo diferente de los hechos pero, sobre todo, en ella sí que aparece el deseo como factor desencadenante de la respuesta sexual. Este punto ya hace que todo sea diferente

Determinar las posibles causas del síndrome de excitación sexual persistente no es algo que resulte sencillo. De hecho, a día de hoy no están tiradas en absoluto. Tampoco contamos con estadísticas fiables que determina la incidencia de este síndrome en la población femenina. En realidad, ni siquiera contamos actualmente con información que nos permita englobar este problema dentro de cuestiones de orden psicológico o fisiológico.

Actualmente, es muy poco lo que se conoce del síndrome de excitación sexual persistente. Apenas conocemos lo esencial. Somos conscientes, desde luego, de su existencia y del problema que supone para las mujeres que se ven afectadas por él. Son muchos los avances que en la investigación de este síndrome podemos hacer en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *